miércoles, 30 de abril de 2014

TOP 10 MÉDICOS: PARTE I

Para no caer en los malos vicios de abandonar el blog durante demasiado tiempo, y como de todas formas hace ya mucho que lo tenía pensado, iniciamos si os parece un nuevo ranking. Si en cierta ocasión rendimos homenaje en nuestros rankings a la profesión de maestro, y se dejaron caer por aquí personajes venerables que la habían ejercido en series, películas o cómics, ahora haremos lo propio con otra profesión de igual carácter vocacional e importancia: la de la medicina. Y la verdad es que, con tantos dramas médicos como han rondado y rondan por ahí, no nos van a faltar candidatos para este ranking. Si os parece, vamos a abrirlo con un representante de una ficción nacional de drama médico: Rodolfo Vilches de Hospital Central. Si algo tienen este tipo de series es que suelen durar hasta niveles quiasieternos, tienen temporadas para aburrir. Su elenco se suele ir renovando de cuando en cuando, es fácil deshacerse de personajes para que entren otros nuevos: algunos se van a estudiar o a ejercer a otra ciudad, mueren de forma dramática si el actor o actriz no va a continuar, algunos puede que regresen; pero siempre entran nuevos médicos o estudiantes a cubrir sus plazas. Esto da dinamismo a este tipo de series, aunque a la vez, es un poco una pena que tantos personajes se vayan, especialmente porque los espectadores tendemos a encariñarnos de los que han estado con nosotros desde el principio. Reconozco que, aunque no he sido nunca ferviente y leal seguidora de ninguna de estas series, ni por televisión ni en mi parrilla de descargas, conozco varias y más o menos puedo decir que visto algunos capítulos de ellas y sé algo de sus tramas (a menudo romances entre sus personajes, y dramas familiares y personales, además de los pertinentes casos médicos) y de sus personajes. Hace años seguí en televisión Hospital Central, aunque ya llevaba un tiempo, y me enganché durante un buen tiempo, viendo varias de sus temporadas. Y precisamente uno de los personajes que más me gustaban, y creo que a la mayoría de los que vimos esta serie aunque solo fuera un poquito, era el del doctor Rodolfo Vilches (Jordi Rebellón)

Hospital Central fue una serie de larguísima duración, que comenzó en el año 2000 y se despidió de las pantallas hace no tanto, en diciembre de 2012, después de más de 300 capítulos y nada menos que 12 años de emisión. Una serie tan larga, a pesar del deterioro de audiencias y de tantos cambios de elenco, seguro que todos la hemos visto alguna vez. Vilches, como siempre solían llamarle, ya que odiaba su nombre de pila, fue uno de los personajes que estuvo constante desde el comienzo de la serie a su final, excepto por una ausencia entre 2007 y 2010. Tenía un fuerte carácter, respondiendo al prototipo de "médico borde pero genial" que hemos visto en estas series más de una vez. Era padre viudo de un hijo llamado Alejandro, un chico tímido e inseguro que llegó a tener un intento de suicidio. Adoptó también a un chico conflictivo, Guillermo, a quien salvó la vida. Ambos chicos crecieron juntos como hermanos y mejoraron de sus respectivos problemas gracias al mutuo apoyo que se prestaban, y Guillermo incluso llegaría a seguir los pasos de su padre adoptivo y estudiar medicina. Aunque su carácter era a menudo difícil, Vilches mantuvo buenas amistades con algunos de sus compañeros del hospital, en especial, con Javier, un joven médico de buena familia, y con Héctor, de origen argentino. También era de sobra conocido su lado seductor con las mujeres. No solían faltarle citas y ligues, y durante mucho tiempo, mantuvo una relación con su compañera Cruz, con quien tuvo incluso una niña, pero la relación se acabaría rompiendo. A lo largo de la serie, y debido a su carácter y las manías de los guionistas de meter tremendos dramones en estas series (en especial en los finales de temporada) la vida del doctor Vilches corrió peligro en más de una ocasión, y poco antes de abandonar la serie durante un tiempo, el personaje padeció también una grave enfermedad. Sin embargo, sobrevivió a todo ello y regresó para la etapa final de la serie, muriendo trágicamente en su último episodio.


En fin, que tenemos un personaje bastante interesante y complejo, que a mí la verdad es que me gustaba mucho cuando veía la serie. ¿Por qué dejé Hospital Central? Pues imagino que porque entonces descubrí la maravilla de las descargas por Internet (si, piratillas, pero que le vamos a hacer) y descubrí que podía ver series americanas apenas 24 horas después de su emisión original y además en inglés. Y como ya he dicho, no soy muy fan de este tipo de series de médicos. Aunque, por entretenimiento y porque me gusta verlas a veces, he picado de una y de otra, no suelo seguirlas con pasión. Sus tramas románticas y dramáticas me acaban aburriendo un poco, y creo que, en general, abusan, sobre todo para finalizar las temporadas o la serie en sí, de Deux es Machina en forma de accidentes, psicópatas desatados, y muertes y desgracias masivas para ir purgando personajes y dando paso a los nuevos. Por eso me gusta echarles un vistazo de cuando en cuando, porque en dosis pequeñas, entretienen y gustan, pero seguirlas o descargarlas semana a semana, no creo que pudiera. Y bien, este ha sido el primer puesto de este nuevo ranking. Como siempre, ahora vendrán otras entradas antes del siguiente puesto, que espero que os gusten y os interesen. Y seguiremos con el ranking despacito, que siempre es algo que me impulsa a escribir y me ayuda a organizarme mejor para daros las entradas que merecéis. Nos vemos pronto. ¡¡Saludos!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...