miércoles, 23 de mayo de 2012

GLEE (Reseña tercera temporada)

Acabo de terminar de ver el ultimo capitulo de la tercera temporada de esta serie musical, y como corresponde, toca la pertinente reseña. Y debo decir que.. ¡¡Estoy encantada!! Despues de una segunda temporada insulsa, absurda, sin sentido y completamente desastrosa, Glee parece haberse reconciliado del todo consigo misma. No me malinterpreteis, no espereis tramas sesudas ni de gran profundidad, despues de todo, es una serie adolescente. Pero si es verdad que la calidad tanto de las tramas como de la seleccion musical ha mejorado considerablemente en esta temporada. Glee vuelve a ser esa serie fresca y juvenil, llena de energia y de emociones, que te hace vibrar al ritmo de la musica, cantar, reir, y porque no, soltar alguna que otra lagrimilla cuando toca. La serie se ha reconciliado con su espiritu original, ha corregido los errores del pasado y recuperado su esencia. Ya no mas tramas adolescentes estupidas de cambios de pareja, ya no mas personajes como Sue Sylvester, cayendo en el mas absoluto absurdo, ni mas tonterias que insulten la inteligencia de un espectador que quiera disfrutar de la serie sin ser un adolescente hiperhormonado y sin demasiado criterio. Ahora, solo tramas que maduran, aunque siguen siendo las tipicas de una serie adolescente, y sobre todo, musica, muchisima musica, contagiando de nuevo esa magia especial, esas emociones, ese toquecito que hizo que me enganchara a la serie en su primera temporada.

El gran acierto ha sido devolverle a la serie la direccion que habia perdido. En la primera temporada, los chicos del "Glee Club" eran los pardillos de la clase, los marginados, pero todos con un amor comun por la musica y dotados de un gran talento. Eso fue lo que les unio, y creo la emocion y la magia. Y eso fue lo que se perdio en la segunda temporada, donde nada de lo que hacian tenia sentido (parejas cambiando a la velociodad de la luz, Sue Sylvester pasando de antagonista a hazmerreir... ) Lo primero de todo ha sido encauzar a los personajes mas perdidos, y esos eran Sue, la entrenadora de las animadores, y Quinn Fabre, la ex animadora convertida en "loser" tras haber sido madre adolescente. Tras unos primeros capitulos en los que parecia que ambas volverian a caer en el mismo sin sentido, la cosa cambia. Quinn se deja de tonterias, se quita ese absurdo pelo rosa, deja las tontas ideas de recupera a la niña a la que dio en adopcion, y se centra en las cosas mas importantes: sus estudios, de cara a la graduacion, y el "Glee Club". Sue tambien da un gran cambio. Su papel se ve reducido, dejando de ser la antagonista principal de los chicos, y toma una decision muy importante: la de ser madre mediante la inseminacion artificial, dandole a su vida un nuevo giro que aplacara esos "malos humos", aunque no suavizara del todo su caracter, en especial cuando se trate de meterse con Will Shuster, el director del "Glee Club", o de rivalizar con la nueva entrenadora que cubre su baja por maternidad. La serie comienza a tratar tambien temas muy delicados. Se abordara el sexo, incluso las relaciones de parejas homosexuales, habiendo dos en la serie (la pareja gay formada por Kurt y su novio Blaine, y la pareja de lesbianas formada por Santana y Britney) Otro capitulo tratara el tema del suicidio adolescente, y tambien, se hablara del maltrato contra la mujer. Todo ello sera tratado de forma muy suave y dulce a pesar de ser temas tan duros y polemicos que invitan a retratarlos y debatir sobre ellos de otra manera, pero esto, como ya he dicho, es una serie de adolescentes, y ademas, americana, y de la conservadora cadena Fox por mas señas. No obstante, esta bien que se traten, aunque sea desde esa prespectiva estilo "moralina americana". Igualmente, tendremos como es tradicion, capitulos de homenaje a artistas, concretamente a dos: Michael Jackson y la recientemente desaparecida Whitney Houston. Y a partir de cierto punto, se dejara ver en el argumento el gran objetivo de la temporada, que es... la Graduacion. Si, amigos, toca madurar. Es el ultimo año de instituto, y los chicos se enfrentan a decisiones que marcaran para siempre su futuro. ¿Iran a la Universidad a hacer una carrera tradicional, o a alguna Escuela de Artes Escenicas donde cultivar su talento? ¿Casarse jovenes, o ser independiente y perseguir tus sueños? Decisiones dificiles que deberan meditar bien, y que salpicaran la trama de momentos de intriga y emocion, mientras vemos que escogeran, o si lograran o no sus sueños.

En definitiva, que tampoco le vamos a pedir peras al olmo, pero yo ya estaba pensandome seriamente si dejar o no la serie, y tras ver como han mejorado las cosas en esta temporada, me quedo. La serie sigue teniendo tiron de momento. Sigue resultamdo muy rentable por que en Estados Unidos, sus CDs de musica se venden como churros, por no hablar de las ventas de canciones online en "Itunes". Y hay que tener en cuenta el "talent show" o concurso de talentos que se esta haciendo en paralelo, y cuyo premio es la participacion en la serie con un papel, lo cual tambien, da dinero. Sin embargo las audiencias no estan siendo muy buenas, y ademas, tras la Graduacion, muchos personajes abandonaran la serie. La decision es correcta, a nadie le gusta ya ver a actores treintañeros interpretando a chavales de instituto. Pero cuando se trata de series, todos cogemos apego a aquellos personajes que estuvieron desde el principio y nos cuesta despedirnos de ellos. Nuevos personajes sustiuiran a los que se van, y algunos se quedaran al menos una temporada mas. Pero se avecina un cambio generacional y eso entraña sus riesgos. No obstante, si os gusta la musica y no os importan las tramas de estudiantes tipicamente americanillos, os recomiendo Glee porque sin duda, la disfrutareis tanto como yo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...