miércoles, 15 de agosto de 2012

ESTOY UN POCO...

Harta y cansada. Me acabo de quedar de nuevo sin reproductor mp3, que se ha muerto sin previo aviso. No es solo la rabia que me da que se rompa el dichoso aparatito, y me quede sin oir música. Es que es todo en realidad. Nada funciona, ni mi vida personal, ni la sociedad. Vivimos en una sociedad que fabrica no solo es injusta y promueve un consumo exacerbado, sino que encima, te vende cosas de mala calidad, hechas para durar un año o dos como mucho. Así  normal que haya crisis, pero no por el consumismo ni la injusticia sino porque.... ¡¡¡No encontramos otro puñetero sistema, otra forma diferente y mejor de hacer las cosas!!! Y encima, no solo eso, sino que no hay siquiera huevos de intentarlo. A cualquiera que proponga cosas nuevas y diferentes, o se le ignora o peor, se le censura. Y algunas veces con excusas tan cutres como los "derechos de autor"; que se usan como excusa para coartar la libertad de expresión. A primeros de año hable de la obsolescencia programada, y si ahora accedéis a esa entrada (en el archivo de Enero 2012, la primera de este mismo año) encontrareis en documental capado y censurado de youtube por "derechos de autor". Solo se habla de corrupción política, pobreza, crisis, manipulación de los medios, perdida de valores morales...  nunca de los que intentan buscar la manera de cambiar, como el 15-M, la revolución social y política pacifica de Islandia, los pocos políticos honestos y buenos que intentan marcar la diferencia o los cientos de personas que, por motivos religiosos o eticos están ayudando a quienes lo pasan mal. Gente que esta intentado cambiar las cosas, y tambien, a ellos mismos, intentado ser mejores a su manera y asi, mejorar tambien el mundo.

En cuanto a mi vida personal, tres cuartas de lo mismo. Estoy sin trabajo, no lo consigo a pesar de que no dejo de intentarlo, pero tengo la sensación de que mi inseguridad tiene mucho que ver, así como también puede ser la causa de mis recientes fracasos laborales ( o al menos, de lo que yo he interpretado como tales) y de que no rinda y de de mi todo lo que se que puedo. Con mi familia y en casa, las cosas parecen no ir mejor. Al principio de la separación de mis padres (fue mi madre en este caso la que se fue) mi padre mi hermana y yo si que hicimos mas piña. Entonces las cosas si parecían funcionar, si parecía que estábamos mejor organizados, en nuestro trabajo, estudios, vida social y personal y en las tareas de la casa. Pero todo era un espejismo. La realidad es que el divorcio de mis padres y la posterior enfermedad de mi madre fueron para todos, para los cuatro, un proceso duro y difícil. Cada uno tuvo que encontrar su manera de seguir adelante, de superarlo. Y se acumularon muchas cosas en cada uno, cosas que, muy curiosamente, tengo la sensación de que están saliendo a la luz ahora. Ahora es cuando realmente, estamos todos lidiando de verdad con todas esas emociones. No hablare de muchas cosas porque son temas muy personales que tampoco me parece oportuno tratar aqui, pero ahora es cuando siento que realmente, tengo la libertad para hablar con mi familia de todas esas cosas. Lo malo es que a menudo, la otra persona no reacciona como yo esperaba. A menudo, hablar de todos esos temas es difícil y doloroso, y nos lleva a discusiones, llantos, malos rollos.... pero a la vez, nos ha ido lentamente liberando. Sin embargo, precisamente por eso, la casa es un caos, dejada, desorganizada, y parece que no tenga remedio. La única solución que parece haber para resolver todo el tema, es cortar por lo sano con muchas cosas, cambiar del todo y rehacer las cosas de nuevo. Y es muy complicado y contradictorio, porque a la vez, siento como siempre, mucho miedo e inseguridad como para cambiar nada, pero también, es ahora cuando me siento realmente preparada y fuerte como para hacer en mi vida los cambios que necesito. Igual que todos esos a los que tanto he criticado mas arriba por su inmovilismo, yo misma también me he instalado en una comodidad que me ha reportado una seguridad falsa y me ha impedido afrontar muchas realidades. Pero poco a poco, casi sin darme cuenta, la he ido también rompiendo y ganando poder para tomar las riendas, y mis decisiones. Siento que ahora es el momento de mi vida en que a la vez, necesito y temo dar ese gran salto hacia la madurez, hacia algo nuevo y diferente en la vida.

El problema es que estoy tan harta como acojonada. Y es una sensación realmente extraña. Deseo tener un buen trabajo, en el que aprender, crecer, rendir como profesional y sentirme bien trabajando, ademas de reportarme independencia económica. Pero me da miedo como siempre "no valer, no hacer las cosas bien, cometer errores..." Quisiera tener una buena relación de pareja, en la que yo fuera feliz e hiciera feliz a otra persona. Pero existe también el temor al rechazo, o por el contrario, a no dar todo de mi, a perder la independencia y a muchas otras cosas. ¿Y que hacer? No me queda otro remedio que romper con todo eso y enfrentarme al mundo de una puñetera vez. Lo temo tanto como lo deseo, y algo en mi interior me dice que, si encuentro el valor para cambiarme a mi misma, cambiare mi mundo; y que todo ahí fuera me va a ir realmente bien. No podemos culpar de todo al sistema, a la sociedad, a la injusticia, al Universo o a Dios. La realidad es que, si tanto deseamos cambiar el mundo, vivir en un lugar mejor, los cambios empiezan por uno mismo. Pueden venir impulsados de fuera si, por circunstancias externas y experiencias buenas y malas, como me ha pasado a mi y creo que nos ocurre a todos. Pero si no recogemos ese impulso y lo sacamos hacia fuera, jamas lograremos cambiar nada: ni mejorar y crecer nosotros mismos como personas, ni cambiar ni mejorar el mundo en que vivimos. Una crisis como la que vivimos es el síntoma de que hay algo que no funciona. Y si algo no funciona, hay que mirar dentro de uno mismo, preguntarse porque, que es lo que falla, y que se puede cambiar. Solo así se "cambiara el sistema" por otro mas justo y mejor. Y solo así podremos ser mas libres y felices, y tener esa armonía con nosotros mismos y con el mundo que tanto deseamos. Cambiar acojona, si, nos da miedo lo desconocido. Pero si no lo afrontamos y nos estancamos, entonces es peor. El miedo al cambio es sano, si, pero no podemos dejar que nos domine tanto, porque si no, jamas aprenderemos a ser personas mejores, ni el mundo nunca sera un sitio mejor. Asi que, solo dos cosas para cerrar esta entrada....

"PANTA REI.... todo cambia, nada permanece... el agua hay que dejarla fluir porque si no, se estanca y se ensucia. Abrir el tapón es difícil, ya que entonces llega la inundación, pero con ella, se arrastra la suciedad y se permite que llegue agua limpia y nueva"

"A lo que el gusano llama Fin del Mundo, nosotros lo llamamos Mariposa... aunque nos asusten, sin cambios, jamas podemos alcanzar todo ese potencial que tenemos, y salir al mundo a mostrar todo lo que hemos aprendido y lo mejor de nosotros mismos"

2 comentarios:

Eowyn dijo...

Recuerdo la entrada sobre la obsolescencia programada, y es verdad, cada vez duran menos los aparatos electrónicos. Por una parte da rabia porque te obligan a consumir. Pero por otra, y eso es algo que me dijo alguien que me hizo reflexionar: si las cosas duraran para siempre, qué harían los miles y millones de trabajadores que se encargan de construirlos? Llegaría un momento en el que no tendrían trabajo, y vete a saber, quizás estaríamos aún peor que ahora.

Y por lo que hace al terreno personal... En parte entiendo como te sientes, a mi también me acojonan los cambios. Me hacen ilusión, pero ese miedo siempre está ahí. A conocer a nuevas personas, a que no funcione, a que salga mal algo...

Pero está claro que si no se empieza nunca se sabrá. Así que hay que echarle ovarios y lanzarse, al menos nunca podrás decir que no lo has intentado.

Tampoco puedo darte muchos más consejos porque tu situación es bastante diferente a la mia, sólo decirte que tarde o temprano y cuando menos te lo esperes las cosas empezarán a cambiar, y para bien =)

Saludos!!! =)

Curiosidades Bloopers dijo...

En cuanto a los aparatos electronicos si, son descartables nno hay nada nuevo, el problemas es la calidad de fabricacion es inversamente proporcional a la cantidad de productos fabricados. No es lo mismo un coche Zonda de Pagani que solo se construlle artesanalmente y oor pedido que un renaul Laguna del cual se fabricaron millones, obiamente el precio tambien varia.
Por otro lado lo mejor es que mantengas la calma aunque tu ansiedad por la falta de trabajo aumente es algo facil de explicar pero dificil de aplicar. Mucha suerte las cosas buenas siempre se hacen esperar!!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...