sábado, 16 de agosto de 2014

PENNY DREADFUL (Reseña primera temporada... ¡¡que gran serie!!)

Ante la recomendación de varias personas de mi entorno, y aprovechando que la serie tan solo consta aún de una sola temporada cortita de ocho capítulos, me decidí a descargar y ver Penny Dreadful. ¡¡Y en qué hora!! Se trata de una serie maravillosamente cuidada, lúgubre, oscura, profunda y con buenas dosis de sexo y violencia (no en vano, estamos hablando de Showtime, o sea, la filial de la HBO que nos dio Dexter, por ejemplo, entre otras series) Pero, ¿de qué trata Penny Dreadful? bien, de entrada, el nombre esta sacado de un tipo de historietas de le época victoriana, historietas de terror y un tanto subidas de tono, que se pueden considerar precursoras de los comics. La serie por tanto, tiene un tono oscuro, de terror, y esta impregnada de lo sobrenatural. Pero también esta ambientada, y maravillosamente además, en la Inglaterra victoriana, ese Londres del siglo XIX brillante y oscuro a la vez que tante me fascina, y una época que me encanta, y que he tenido ocasión de descubrir bastante en mi carrera (filología inglesa, por si hay algún lector despistado que todavía no lo sabe, y que espero terminar en septiembre) Una de las cosas que más he tenido oportunidad de descubrir de la época, y que me fascina también, es su literatura. Y es que Penny Dreadful ha sacado de las páginas de sus libros a muchos personajes que ya son clásicos imprescindibles de la Literatura Universal, clásicos de los que seguro habréis oído hablar, que tienen además múltiples adaptaciones al cine, y que, a pesar de ser conocidos por todos (o eso espero) seguro que realmente no todo el mundo ha leído. Pues sí, yo lo he hecho, en parte porque algunos de estos clásicos han formado parte de mi programa de estudios, en parte por gusto. Me apasiona leer, y cuando vi la adaptación cinematográfica del cómic de Alan Moore La Liga de los Hombres Extraordinarios. me empapé uno tras otro de estos clásicos, ya que por la época, el periódico el País además publicó una estupenda colección de libros que me permitió tenerlos todo. Me siento orgullosa de haberlos leido, y son lo mejor de mi biblioteca. También por supuesto tengo el comíc de Alan Moore, aunque tristemente, no completo, y lo he leído. La película puede que no cosechara muy buenas críticas, pero yo la defiendo a muerte, a mi me resulta curiosa y muy entretenida, y con ella me quedé prendada del concepto de "Personajes victorianos juntos en una trama". Cuando me dijeron que Penny Dreadful tenía esa misma base, supe que tenía que verla. Y así, por la serie se dejan caer el doctor Frankenstein y su monstruo, personajes del Drácula de Stoker como el cazavampiros Van Helsing o Mina Murray, el fascinante hijo de Oscar Wilde Dorian Gray, y además personajes originales interesantes.

Pero por supuesto que la serie tiene un estilo que se acerca más al de Moore, duro y violento, que al de la película. Esta lejos de ese concepto de superhéroes, pero aún así, aquí también se va creando un equipo con un objetivo. Sir Malcolm Murray, abrumado por la desaparición de su adorada hija Mina, que se haya bajo el influjo de alguna poderosa criatura sobrenatural, forma equipo inicialmente con la mejor amiga de esta, la joven Vanessa Ives (Eva Green) que posee extraordinarios poderes psíquicos. Se trata de una especie de medium, pero su poder y sus visiones la hacen muy vulnerable a ser poseída por todo tipo de entidades no muy amables que digamos, con terribles consecuencias para ella y para los que están a su alrededor. Para su causa, sir Malcolm y Vanessa reclutarán la ayuda de Ethan Chandler, un pistolero americano que acabó en Londres huyendo de un turbulento pasado, y del joven doctor Víctor Frankenstein. La serie seguirá sus avances en la búsqueda de Mina, así como otras tramas secundarias, principalmente centradas en las relaciones entre sus personajes. Y hay dos especialmente importantes: la relación paterno filial de sir Malcolm con Vanessa, y la de Frankenstein con su criatura, que recibe el nombre de Caliban. La primera de las relaciones se nos presenta como bastante compleja. Sin duda, se trata de dos personas obstinadas y de fuerte carácter, y además, con una diferencia de edad importante. Vanessa era la mejor amiga de Mina, sir Malcolm la vio crecer junto a su hija, aunque enseguida advirtió las diferencias entre las dos niñas. Parece querer mucho a Vanessa, y sin duda, también se trata de un hombre que ha sufrido el dolor de la pérdida de un hijo y no quiere perder a otra. Vanessa también parece admirarle y respetarle, aunque hay mucho que reprocharse entre los dos. Su relación se aclara mucho en el capítulo quinto, dedicado a un flashback de cuando Vanessa era niña. Ahí se describe su relación con Mina y su familia, el motivo por el que esta se deterioró y como desapareció la joven Murray. Atención especial merece ese laberinto de setos, que no solo constituye todo un homenaje al Drácula de Coppola, una de las mejores y más inolvidables adaptaciones del clásico, sino que también simboliza perfectamente los peligros y la oscuridad que acechan a las dos jovencitas, especialmente a Vanessa, según crecen. Ese laberinto es testigo de sus confidencias, y además, es donde Vanessa ve por primera vez algo que no revelaré, pero que constituye un duro golpe para ella, una pérdida de la inocencia en toda regla. En cuanto a sir Malcolm, decir que parece que le hayan incluido características del personaje clásico de aventuras que lidera la Liga en la película: sir Allan Quatermain. La barba ya nos recuerda al Sean Connery de la cinta, pero es que además, sir Malcolm también fue un aventurero y explorador en África, y también perdió a un hijo allí, como Quatermain, y al igual que este en la película con Tom Sawyer, encuentra un sustituto en Vanessa, y en la común esperanza de recuperar a Mina. Con respecto a la segunda relación, la de Frankenstein con su criatura,esta no puede ser también más compleja. Siguiendo los pasos del clásico, el monstruo si se vuelve contra su creador, y si le solicita que le haga una compañera igual a él. Pero ver su lado más humano, trabajando de tramoyista en ese teatro, nos deja muy buenos momentos, además de recordarnos a otro clásico de la época, el Fantasma de la Ópera. De Frankenstein nos han puesto la versión más joven, entusiasta, aunque algo tímido, que se va volviendo poco a poco más lúgubre con las acciones de su creación. Asistimos también a la creciente atracción de Vanessa por Dorian, un Dorian que se nos muestra más con carita de ángel y alma corrompida que nunca, y cuyo diálogo me encantó. El personaje de Ethan Chandler no solo cumple una función narrativa importante: la de ser "el nuevo" que nos mete en este mundillo sobrenatural, sino que también, tiene su propia trama romántica con Brona, una joven camarera y exprostituta enferma de tuberculosis. Y también esconde su propio secreto sobrenatural, del que huía, pero no por supuesto no revelaré. Finalmente, yo prestaría especial atención a los diálogos, creo que la serie ha sabido captar la esencia de estos clásicos... ese Víctor Frankenstein hablándonos de desvelar los secretos de la vida y la muerte... su monstruo recitendo el poema Paraíso Perdido de John Milton (además los mismísimos versos con que se abre el clásico de Mary Shelley... "¿Te pedí por ventura, Creador, que transformaras en hombre este barro del que vengo?") o las frases irónicas "marca Wilde" de Dorian. Igual que esa versión de Van Helsing como viejo profesor, y mentor de Frankenstein. Los han calado a todos, y encima, los combinan con personajes originales (como Vanessa, Ethan, o el propio sir Malcolm, que realmente, no aparece en el Drácula) interesantes y bien construidos







Con respecto a las interpretaciones, destaco sobre todo la de Eva Green. Su personaje es una mujer obstinada, fuerte, que ha tenido que vivir haciendo frente a un don que a menudo, pone en serio peligro su salud física y mental. Vanessa percibe cosas que otros no pueden, y esto la hace blanco de la posesión por toda clase de espíritus y demonios. Sus escenas en esos momentos no solo son dramáticas, sino que... ¡¡da escalofríos!! Realmente consigue darte miedo, aunque en otros momentos también consigue transmitirte mucha empatía hacia esta joven y su sufrimiento. Destaco el capítulo quinto, donde se explica cómo se manifestó su don por medio de flahbacks, y el séptimo, donde Eva Green nos brinda una excelente interpretación a todos los niveles. Y es que ella está sin duda increíble en este papel. Entre el resto del elenco, personalmente, me han gustado muchísimo las interpretaciones de Harry Treadaway como ese joven Frankenstein, tímido y atormentando, y de Rory Kinnear como su criatura. Me parece que han hecho un excelente trabajo. Josh Harnett como Ethan esta también muy bien, más que correcto, lo mismo que Timothy Dalton como sir Malcolm. Ambos me han gustado también. Quizá el que me parece correcto pero no me convence del todo es Reeve Carney como Dorian Gray. No es que lo haga mal, no es eso, es que... no sé, aunque suelta sus frases bien y es encantador, me parece que le falta un punto de intensidad para interpretar a este fascinante y seductor personaje. Se supone que Dorian tiene que causar impacto al entrar en una sala, seducir, centrar en él todos los rumores y miradas. Y solo sus ojos deben delatar su edad real, y todo el mal que ha hecho y visto. Son casi, como el retrato, el espejo del alma, ¿verdad? Pues bien, quizá es que no ha tenido tampoco tantas escenas para lucirse, pero me ha faltado algo, algo que sí sentí, aunque fuera una adaptación muy libre, la verdad, con la película de Ben Barnes por ejemplo. En el apartado de ambientación, nada que reprochar. El ambiente del Londres victoriano esta bien captado, e incluso se hace referencia a uno de los acontecimientos más oscuros y famosos de la época: los asesinatos de Jack el Destripador , o se menciona la fiebre por descubrir las fuentes del Nilo que había en aquel momento. Hasta el acento de los personajes está primorosamente cuidado, contrastando muy bien el RP (Reveived Pronunciaton) y expresiones 100% británicas de unos con por ejemplo el habla sureña americana (Southern American) de Chandler. La distinción de acentos era mucho mayor entonces, ahora, con los medios de comunicación, televisión e Internet, el habla británica y la americana se han llegado a fusionar un poco, si bien esa especie de dialecto Atlántico aún no se considera muy correcto, y sigue siendo mejor atenerse a una de las dos formas, o la inglesa o la americana. Y en cuanto a los efectos especiales o el maquillaje y caracterización, muy bien: están donde tienen que estar, ayudando a contar la historia sin pompas ni exageración, y destaco sobre todo, de nuevo, las violentas y perturbadoras escenas de posesión magníficamente interpretadas por la señorita Eva Green, que no serían lo mismo sin esa ayuda de los efectos de objetos volando, y demás.



En fin, que la serie ha logrado encadilarme, y desde luego, la encuentro no solo original, sino con una trama inquietante, personajes fascinantes y muy muy cuidada. Si os gusta el terror gótico, la época victoriana y los clásicos de la literatura, sin duda, esta sin duda será vuestra serie. Tiene una segunda temporada confirmada, pero no sé cuando se estrenará. Esta primera no hace mucho que ha terminado, apenas un par de meses, así que tocará esperar. Pero ya tengo una nueva constante en mi parrilla. A ver lo que dura. Nos veremos muy pronto. ¡¡Saludos!!

2 comentarios:

Agentof MARVEL dijo...

Nerea, te recomiendo encarecidamente que inicies la lectura del cómic de AMERICAN VAMPIRE.

Creo que la serie coge algunos elementos que anda explorando el autor del cómic como son los mitológicos orígenes egipcios de los vampiros.

sofia martínez dijo...

¡Nada mal la serie! Desde su estreno, el resultado no ha podido ser más positivo: la serie ha sido definida como "imprescindible", "espectacular, impactante y prometedora" y se ha valorado especialmente tanto la escenografía como el trabajo de fotografía que nada tiene que envidiar a una producción cinematográfica. Además el elenco ha sido un plus que se agradece bastante, pero definitivamente Penny Dreadful no tendría sentido sin Eva Green. La Segunda temporada promete mucho y esperemos que lo cumpla.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...