lunes, 9 de mayo de 2011

UNA ENTRADA PREHISTORICA...

Los que me leeis desde hace tiempo seguro que ya conoceis mi gran pasion por la paleontologia. De ello he hablado en varias ocasiones, sobre todo al recordar la pelicula que hizo comenzar esa pasion (la fabulosa e insuperable "Jurassic Park") o cuando he recomendado documentales sobre el tema, entre otras cosas. Es uno de los aspectos de la ciencia (junto con la astrofisica, es decir todo lo relacionado con las estrellas, planetas y demas) que mas me gustan y mas despiertan mi fascinacion, y la de muchas personas en el planeta. Si algo sobre cualquiera de estos temas cae en mis manos, ya sea un articulo en una revista, un reportaje o documental o una noticia, lo veo y devoro con gran avidez. Es por eso que acumulo ciertos conocimientos sobre ambas cosas, y hoy he querido hacer una entrada prehistorica, centrada en contar algunas curiosidades sobre esos gigantescos seres que poblaron la Tierra hasta hace 65 millones de años... los dinosaurios, cuya existencia, y sobre todo, su extincion, aun siguen entrañando grandes misterios para nosotros. Si os quedais un rato por aqui, conoceries pequeños detalles sobre como se adaptaban a su medio, pequeños secretos de su comportamiento que si han sido descubiertos y que quiza no sepais. Porque, al igual que los animales que existen ahora, y los que existieron antes de ellos, las distintas especies de dinosaurios tenian sus trucos para salir adelante, para sobrevivir, obtener su alimento o enfrentarse a sus potenciales depreradores. Es asi, por especies, como revelaremos esos secretillos que espero que os resulten interesantes.

  • GRANDES SAUROPODOS: EL TAMAÑO ES LO QUE CUENTA.

Para aclararnos, los grandes sauropodos eran dinosaurios como los que veis en las imagenes: enormes herbivoros de cuello largo como el Diplodocus o el Brachiosaurus. De gigantesco tamaño, eran las criaturas terrestres mas grandes que jamas hayan existido en nuestro planeta. Y es que precisamente, su titanico y colosal tamaño era su mejor defensa contra los depreradores. Su tamaño era tan enorme, que aunque no contaran con ninguna otra manera de defenderse, ya solo al ser tan grandes, ningun carnivoro podia atreverse si quiera a intentar darles caza.

Los sauropodos habitaban en espacios abiertos, grandes praderas y sabanas, preferiblemente, cercanas a fuentes de agua como lagos o pantanos. Sin embargo, depositaban sus huevos en las lindes de los bosques. Esto les resultaba enormemente beneficioso, ya que asi, al eclosionar, los pequeños recien nacidos encontraban no ya solo, comida en abundancia, sino que tambien, podian ocultarse entre la maleza y la espesa vegetacion, ya que al no tener aun su gran tamaño adulto, podian perfectamente ser cazados por cualquier deprerador. Una vez nacidos en el bosque, los pequeños sauropodos tan solo se tenian que preocupar de una cosa: comer, comer, comer y comer, para crecer lo mas aprisa posible. Alcanzar rapido un gran tamaño era primordial para ellos, ya que solo ser grandes les mantendria a salvo. Los huesos de estas especies evidencian que su crecimiento era vertiginoso, llegando a doblar su tamaño y peso a los pocos meses de nacer. Pero no era ese el secreto, sino dos cosas. La primera es un sistema digestivo potentisimo, unico en el mundo animal, con varios estomagos y otros compartimentos listos para sacarle todo el jugo a la vegetacion de la que se alimentaban. Eso si, a cambio habria un pequeño y escatologico detalle a tener en cuenta: la celulosa de las plantas es mas dificil de digerir que la proteina de la carne, asi que por eso, los animales herbivoros normalmente suelen ser mas flatulentos, y defecan con mas frecuencia y copiosidad que los carnivoros... debemos imaginarnos el ruidoso y asqueroso espectaculo si extrapolamos esto a una animal de semejante tamaño. Sin embargo, y a pesar de ser herbivoros, el segundo secreto que permitia a los sauropodos alcanzar esas gigantescas dimensiones, es que, en su etapa infantil, no solo se alimentaban de plantas, sino que tambien, en ocasiones, devoraban pequeños insectos que anduvieran por alrededor. La vida vegetal de aquella epoca (principalmente, helechos y conniferas) no tenia que digamos el valor nutritivo de otros vegetales que comemos hoy, como las frutas o las hortalizas. Las proteinas de los insectos ayudaban a los jovenes sauropodos a crecer mas deprisa, y prepararse para el momento mas peligroso de sus vidas: el momento en que abandonarian del bosque para unirse a su manada.
 
  • OTROS HERVIBOROS: ACORAZADOS A PRUEBA DE GARRAS, O BUSCANDO OTROS TRUCOS PARA SOBREVIVIR.



Frente a la estrategia de "hazte tan grande como puedas de los sauropodos, otros herbivoros echaban mano de su propios trucos para no ser devorados por los depreradores que los acechaban. Algunos como el Triceratops, el Stegosaurus (a los que veis en las imagenes) o el Anquilosauro, optaron por acorazarse, proteger las partes mas vulnerables y expuestas de sus cuerpos como el cuello o el lomo con toda clase de places, espinas y cuernos. Ademas de protegerles, la poderosa cormamente del triceratops o la pesada cola en forma de maza del Anquilosauro eran armas verdaderamente efectivas, que hacien a cualquier deprerador atrevido pensarselo dos veces antes de escogerlos como presa, y asi, podian seguir a lo suyo tan tranquilos. Sin embargo, tanto este estrategia como la de los gigantescos y cuellilargos sauropodos son bien sabidas. Menos conocidas son las estrategias que desarrollaban otros herbivoros para no convertirse en la cena de algun cazador avispado.



Algunos herbivoros como el Iguanodon o el Parasaurolophus optaban por trucos bien distintos. Lo suyo eran mas bien la seguridad del grupo. Vivian en grandes manadas, pero en lugar de confiar en un gran tamaño, o en armas oseas, ellos preferian confiar los unos en los otros. Los individuos de estas especias mantenian una fluida comunicacion los unos con los otros, contandose todo lo necesario, desde donde habia alimento hasta si les acechaba en algun posible peligro. De hecho, recientes descubrimientos indican que la cresta del Parasaurolophus no estaba precisamente, de adorno. Hueca por dentro, esta protuberancia actuaba de antena, dotando al animal de un sentido del odio particularmente sensible y agudo. Ademas, al respirar, el Parasaurolophus podria introducir aire en esa cavidad hueca de su cresta, permitiendole producir un gran abanico de sonidos que constituian un complejisimo sistema de comunicacion. Y asi, completamos las tres estrategias de supervivencia mas extendidas entre los herbivoros: hacerse gigantescos, acorazarse como un tanque impenetrable o confiar en la seguridad del grupo y en una buena comunicacion. Pasamos ahora a los carnivoros.

  • GRANDES TEROPODOS: DIENTES, GARRAS Y FUERZA DESCOMUNAL.




Los teropodos eran carnivoros. Entre los mas grandes y feroces de todos, destaca, como no, el Tiranosaurio Rex. El y sus parientes eran formidables criaturas, con dientes y garras capaces de destrozar a cualquier presa, ademas de una enorme fuerza. Cazadores implacables, ademas de su ferocidad y de lo evidente, contaban con un secreto mas para sembrar el terror... el sentido del olfato del Tiranosaurio, segun se ha estudiado, no tiene parangon con nada que se haya encontrado jamas en la naturaleza, mil veces mas sensible que el de cualquer deprerador actual, incluidas las aves de presa. Este sentido del olfato tan espectacular les permitia no solo encontrar facilmente a sus presas, sino que tambien, en tiempos de penuria, cuando no hayaba caza, el Rex se valia de el para hallar carroña, cadaveres de animales que hubiesen sido ya devorados, o que hubiesen muerto por cualquier otro motivo, y asi tener al menos, algo que llevarse a esa amenazante boca suya. Y hablando de la boca... se especula que el Rex, y otros carnivoros tenian como el dragon de Komodo una mordedura verdaderamente toxica. En ocasiones, les bastaba tan solo con morder o herir a la presa, sin abatirla completamente, puesto que la boca estaba llena de bacterias y microbios fruto de los restos de carne que se pudrian ahi dentro. Estos microorganismos infectaban muy rapidamente cualquier herida inflingida en una presa, que caeria muerta dias despues, con lo que el Rex solo tenia que encontrarla valiendose de su sensibilisimo olfato, y devorarla tan a gusto.

  • CARNIVOROS PEQUEÑOS: DESARROLLANDO LA INTELIGENCIA: 
 

Los teropodos y carnivoros de menor tamaño, como del Velocirraptor o el Deinonychus, si bien disponian tambien de dientes y garras que usaban para cazar, y no eran menos feroces por ser mas pequeños, contaban en su haber con otro tipo de recursos muy diferentes de la simple fuerza bruta de sus parientes mas grandes. Sus mejores armas eran la velocidad, que se esforzaban en desarrollar a base de patas fuertes y flexibles, y un diseño de sus cuerpos muy aerodinamico, y tambien, la inteligencia. Si señor, los carnivoros pequeños desafian del todo el mito de "dinosaurio tonto". La proporcion entre el cuerpo y el cerebro de estos animales es mucho mayor que la de otras especies. Ellos tuvieron que espabilar y volverse mas listos, capaces de resolver problemas complejos, ya que eran cazadores y presas a la vez. Cazaban a menudo en grupo, diseñando estrategias para abatir juntos presas mucho mayores que ellos. Y ademas, por su pequeño tamaño, podian ser atacados por depreradores mas grandes, de modo que tambien se las tenian que ingeniar para huir de ellos y mantenrse a salvo, o buscar la mejor forma de defenderse. Asi pues, en sus cerebros y su comportamiento complejos, encontraban la mejor estrategia.

¿Os habeis fijado en su aspecto? Este tipo de dinosaurios son los que, morfologicamente, mas pueden recordarnos a las aves actuales. ¿Recordais mi entrada relativamente reciente sobre las Aves del terror? El hecho de que se hayan encontrado algunas especies de Velocirraptores con plumas, entre otras cosas, parece sostener la idea que fueron estos inteligentes animales los que pudieron sobrevivir a la extincion, evolucionando a esas formidables aves primero y a las actuales despues. Y aqui me quedo por hoy. Y lo que me ha costado, porque mi agonizante ordenador se me ha apagado tres veces en lo que va de dia (menos mal que me ha dejado hacer mi ronda por los portales de empleo, entre otras cosas importantes) Os veo muy pronto, ¿vale? ¡¡Saludos!!

2 comentarios:

Ainhoa dijo...

Muy interesante la información que ofreces, y muy completa :)

Osmosis dijo...

Buen informe!. Creo que a todos de niños nos gusta o nos atrae las historias sobre los dinosaurios... Y Parque Jurasico fue una saga que nos marco a muchos en nuestra etapa de adolescencia. Pero... ¿Podran realmente clonar dinosaurios en el futuro o será que a esta altura ha desaparecido todo rastro de informacion que pudiera contener el ADN en las piesas fosiles halladas?... ¿Realmente convendria traer a esta era seres vivientes extinguidos hace millones de años?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...