lunes, 21 de octubre de 2013

ORIGEN (INCEPCION, Reseña de la peli y comentarios sobre sus paradojas)

¡Cielos santo, que desolado tengo esto, y cuánto tiempo sin escribir nada! Bueno, no importa, volvemos a la carga con la reseñita de una interesante peli, bastante reciente, que vi anoche en estreno en tv. Se trata de Origen, título original Inception, una interesante cinta, con muy buen reparto e interpretaciones, que juega con los conceptos de lo onírico y lo real, y emplea algunas paradojas mitad lógica matemática, mitad filosofía, de gran interés. Para esta reseña, quiero ofreceros un breve resumen del argumento, mi crítica personal, y finalizar desarrollando un poquito ese tema de las paradojas, que definen muy bien esta historia que nos cuenta el director de moda Christopher Nolan, y que me han parecido muy interesantes de descubrir. Comencemos pues, por el breve resumen. Leo di Caprio interpreta a Don Cobb, un hombre con el don de navegar por los sueños de la gente, y manipularlos a su antojo, don que, en cierta medida, se puede enseñar a los demás. El lo usa para fines poco legales, de hecho, lo emplea para el espionaje industrial, entrando en los sueños de poderosos empresarios, investigadores y demás para robar sus ideas. Terminó de esta forma por causa de un traumático hecho de su pasado, que no revelaré para quienes no hayáis visto la película, pues es parte vital del argumento. Ese mismo hecho alejó a Don de su familia, y busca el modo de volver junto a ellos. Una antigua víctima de sus robos oníricos, un poderoso empresario japonés, le ofrece la forma de poder realizar ese deseo: él puede limpiar el pasado de Don si, a cambio, este hace algo que nunca se ha hecho, algo que muchos consideran imposible: en lugar de robar una idea, deberá implantar una en la mente del heredero de una empresa rival de su nuevo mecenas a través de sus sueños. Para ello, nuestro protagonista deberá reunir al mejor equipo posible, desde una brillante estudiante a la que enseñe a construir sueños y pensamientos (Ariadne, a la que da vida Ellen Page) a un químico que elabore los sedantes adecuados para semejante operación. Y todos deberán afrontar el riesgo que supone implantar la semilla de una idea en una mente ajena.

La película la verdad es que esta bastante equilibrada. No deja muchas dudas sobre como funcionan los robos oníricos y lo arriesgado que es lo que los protagonistas pretenden. Y como en los mejores clásicos de robos, tiene su momento de reunir al equipo, al especialista en cada terreno. Cuenta en su reparto con Leonardo di Caprio, un actor que hace ya mucho tiempo que demostró de sobra su talento y dejó de ser un ídolo de jovencitas, y que parece estar viviendo la madurez de su carrera, con una joven actriz en alza como es Ellen Page, de gran talento también, y la presencia elegante e inquietante de Marion Cotillard. Todos ellos están a las órdenes de un director, Christopher Nolan, que no solo esta muy de moda en Hollywood, sino que tiene una visión muy sobria del género de ciencia-ficción y fantasía, cosa que es estupenda, porque se toma este género muy en serio. Desde el momento en que el grupo se introduce en la mente de su víctima a través de sus sueños, la acción y el drama se suceden con un buen balance que te mantiene en vilo hasta el final. Te preguntas que sucederá y no quieres perderte detalle. El final no lo reveló, solo diré que es redondo, abierto a múltiples interpretaciones y muy muy adecuado para una historia donde se mezclan el sueño y la realidad, la mente consciente y el subconsciente. La cinta es por tanto, bastante recomendable. Si te gustan las pelis de ladrones y robos, y la acción, puedes verla así. Si quieres drama, tiene su carga justa. Y para profundizar un poco, esta cargada de paradojas lógicas, que como he dicho, tienen un poco de matemáticas, un poco de física, y un poco de filosofía, y son ideales para reflexionar sobre nuestra percepción de la realidad. Me parece muy interesante darle a la reseña un toquecito diferente parándonos un poquito a analizar estas paradojas tras algunas imágenes de la película.


ORIGEN Y LAS PARADOJAS: LÓGICA, FÍSICA Y FILOSOFÍA: 



Esta paradoja fue propuesta por el austriaco Erwin Schrödinger. El propone un sistema cerrado, en el cual, hay un gato en el interior de una caja opaca, la cual esta conectada a una botella de gas venenoso y a un dispositivo con una partícula radiactiva. Hay un 50% de probabilidades de que la partícula desintegre la botella, el veneno se libere y el gato muera, y un 50% de que eso no suceda. En ello esta la paradoja: si adoptamos un sistema de la física más clásica, lineal y newtoniana, se asume que sabremos el resultado al abrir la caja, y desvelar así si el gato esta vivo o muerto, pero mientras el sistema, es decir, la caja, permanezca cerrado, su opacidad no nos deja otro remedio que adoptar una visión más moderna y cuántica, más metafísica, según la cuál, ambos estados del gato (vivo y muerto) son posibles a la vez, y se superponen en el espacio y en el tiempo del interior de la caja. Al igual que este felino, cuánto más descienden los protagonistas de la película a la profundidad de los sueños, más difícil se vuelve distinguir lo que es real de lo que no, y más se confunden sus percepciones y proyecciones mentales, llegando a ser casi imposible decir qué es sueño y que es realidad (diferentes estados de consciencia superpuestos dentro del mismo espacio y tiempo, en este caso, el espacio y el tiempo oníricos, que por supuesto y siguiendo la línea de Einstein, son relativos y diferentes de la realidad)

PARADOJA 2: LOS ESPEJOS ENFRENTADOS: 


Quizá muchos de vosotros hayáis visto el efecto de poner dos espejos frente a frente. Al hacerlo, cada uno refleja al otro, creando una ilusión óptica que juega con el espacio y que parece prolongarlo hasta el infinito. El mundo onírico en el que se adentran los protagonistas se parece un poco a esto: para afrontar el desafío de implantar una idea rebelde en la mente de su víctima han de engañarle, hacerle creer que esa idea es completamente suya, Así que construyen nada menos que tres niveles de sueños, a través de los cuales deben ir pasando, como si atravesaran los reflejos de los espejos enfrentados. Y en cada nivel, el sueño es más profundo, los reflejos más lejanos y engañosos, y el riesgo de perderse, más serio. Además deben poner límites a lo onírico para que todo siga pareciendo completamente real, cosa bastante complicada, porque muy a menudo, el subconsciente no obedece las leyes de la Física.

PARADOJA 3: EL PÉNDULO DE FOUCAULT Y EL MOVIMIENTO PERPETUO: 


Las leyes de la Física no existen el mundo de los sueños, como íbamos diciendo. Y una de ellas, un importante principio de la termodinámica es que no existe el movimiento perpetuo. Todo cuerpo en movimiento, antes o después, perderá el impulso que lo mueve, las fuerzas físicas dejarán de actuar sobre él y el movimiento cesará. Existe sin embargo, un objeto con un movimiento muy curioso, que si bien se detiene, nos sirve para estudiar la rotación de la Tierra y otras fuerzas de la Física como la inercia, la gravedad o las fuerzas de Coriolis (ese que tanta curiosidad produjo a Bart Simpson en su viaje a Australia, ya que hace que el agua sobre la Tierra fluya o gire en una u otra dirección según el hemisferio) Este objeto de la imagen es el péndulo ideado por León Foucault, que tiene la peculiaridad de que su longitud le vuelve sensible al efecto Coriolis, y puede girar libremente y hacerlo durante horas antes de detenerse. En Origen, cada uno de los protagonistas tiene su propio péndulo de Foucault, su guía para saber por donde rotan las cosas, y si están en un sueño o en una realidad. Cada uno de ellos lleva lo que llaman un tótem, un objeto de tamaño pequeño que pueden guardar en un bolsillo, o en la mano, mientras se adentran en un sueño. Solo ellos conocen las características físicas de ese objeto: su tamaño, volumen, aspecto, textura, su capacidad de movimiento... además de la conexión emocional que tienen con ese objeto, como es el caso de la peonza que porta Don, el personaje de Leo di Caprio. Dicha peonza, como todas, terminará parando su movimiento... mientras estemos en el mundo real, sólo en sueños podrá seguir girando y girando de forma indefinida. Y no digo más porque este pequeño objeto este íntimamente conectado en el final de la película.

PARADOJA 4: LA ESCALERA DE PENROSE: 


Diseñada por los matemáticos Lionel Penrose y su hijo Roger, esta curiosa ilusión óptica es la de una escalera que cambia su dirección 90 grados cuatro veces, aportando la sensación de no saber si sube o si baja, y fundiéndose en un bucle del que es complicado salir. Siguiendo los principios de esta imposible escalera, que es mencionada en la película, los soñadores de Origen construyen en sus mundos oníricos todo tipo de estructuras que no serían posibles en el mundo real. También se usa para introducir en el sueño ciertos bucles, fallos o repeticiones (como los errores de Matrix) que ayudan al soñador a encontrar la luz al final del túnel y poder regresar a la realidad. Es quizá, el principio más importante de todo la película, y a su manera, también esta muy relacionado con su final abierto.

En fin, espero que os haya resultado interesante. Quería darle a la reseña un toque un poco más variado y diferente. Os recomiendo la peli, desde luego, y también investigar en libros y en Internet sobre estos conceptos que encuentro muy interesantes, aunque sabéis que la Física no es ni de lejos mi especialidad, y que no siempre entiendo bien estas cosas. Pero siempre esta genial poder aprender, y si es con buen cine, mejor que mejor. Volveré con más cosas pronto, no os preocupéis, que aunque puede que escriba menos que antes, no tengo ninguna intención de cerrar el blog, ni de dejarlo totalmente abandonado. ¡¡Nos vemos, gente!!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...