viernes, 22 de noviembre de 2013

LA PIEDRA Y LA PALABRA

Piedra sencilla y humilde. Roca que surgió de la Tierra, del Mar o del Fuego, y que el hombre transformó en tantas cosas. Piedra en sus herramientas, en sus armas, en sus edificios y en sus casas. La piedra ancestral sobre la que se construye la civilización, y que no solo está hecha, como dijo el poeta, para una honda, sino que puede ser mucho más. Puede ser un ojo que te observa. Puede ser una serpiente que ondula en la tierra. Puede ser la puerta que se abra para conducirte a un mundo nuevo, o tal vez, para revelar un secreto. Pero la piedra, sobre la que se puede construir, también puede destruir, ya sea tomando la forma de las armas primigenias, la de la condena a la lapidación, o la gran roca que, desde la catapulta, vuela a hacer pedazos lo que otras alzaron.

Palabra, tú que la Biblia nos dice que fuiste el Principio, el Comienzo entre los comienzos. Es fuerte el poder de la palabra para construir, para construir sociedades y alianzas, para impartir justicia, para alzar la voz bien alto y contar nuestros deseos, nuestros anhelos, miedos, esperanzas, y nuestros sueños. Con palabras el escritor puede crear un mundo nuevo, dando vida a nuevos escenarios y nuevos personajes, y el poeta construye sus versos. Pero la palabra, que tanto puede construir, también puede destruir. Las alianzas y sociedades labradas se pueden venir abajo tan solo por una mala palabra, dicha a destiempo. Y aunque se diga que piedras y palos me romperán las manos, pero las palabras no pueden hacerme daño, es falso, pues las palabras a veces pueden herir más gravemente que el arma más mortífera que conozcamos.

Piedra y palabra encierran el poder de construir, y también el de destruir, como el reflejo especular de la dualidad del alma humana, a la que corresponde decidir que uso hará de todo ese tremendo poder.

(Texto inspirado en el trabajo "Tránsitos" de Alberto Cubero y Leandro Alonso, del que os hablé en esta entrada. Compartido en el taller de escritura creativa, y ahora aquí, en el blog, para vosotros. Espero que os haya gustado esta reflexión. Pronto, más y mejor en Mi pequeño Mundo. ¡¡Nos vemos!!)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...