jueves, 17 de febrero de 2011

LA TENTACION VIVE ARRIBA

¡Y mas cine clasico que tengo la oportunidad de ver y disfrutar! Una menos en la lista de citas pendientes (llevo una buena racha... ¡¡Que feliz me hace!!) En esta ocasion, nos toca una divertida comedia del gran Billy Wilder, protagonizada por Tom Ewell (que ya habia realizado el mismo papel en en teatro) y una siempre divina y maravillosa (e inolvidable) Marylin Munroe en uno de sus eternos papeles de rubia sexy y un poco ingenua. Basada en una obra de teatro de George Axelrod, "La Tentacion vive arriba" se entiende mejor (gracias por el truco, comentario cinefilo de la 2) si nos remitimos a su titulo original en Ingles "The Seven Year Itch". Este titulo hace referencia a una teoria sociologica muy popular en los 50, que indica que, a partir del septimo año, el matrimonio se empieza a volver tedioso para ambas partes, y sobre todo el varon, llegada esta epoca, es posible que sienta la tentacion ("itch" en Ingles viene a siginificar algo asi como comezon, picor, sobre todo) de echar lo que se dice "una canita al aire". Y este es exactamente lo que le ocurre a nuestro protagonista, Richard Sherman, un hombre a punto de entrar en los 40, felizmente casado y con un hijo. Richard se dedica al mundo de la edicion, concretamente, de libros de bolsillo. Llega el verano y como siempre, mientras su esposa Ellen y su hijito Ricky se marchan al lago a disfrutar de unas merecidas vacaciones, a Richard no le es posible marcharse ya que ha de permanecer trabajando, preparando las novedades editoriales para el otoño. Asi pues, se nos queda "de rodirguez" (divertida expresion muy usada en la España de los 60 y 70, que tambien es utilizada en la pelicula) Solito en casa, Richard pronto descubrira a su nueva vecina, una bella y sexy jovencita, aspirante a modelo y actriz, que ha alquilado el piso de sus vecinos habituales durante el verano. Y claro, ahora cobra ya mas sentido el titulo español, ya que Richard comienza a fantasear con su atractiva vecina, entre otras muchas cosas.

La pelicula pues, tiene toques de humor picante, pero para mi, la mejor baza reside en la diferencia, que, casi por censura, se impuso en la version cinematografica de la historia. En la version teatral, Richard si llegaba a "echar esa canita al aire" con la vecinita, pero en esta version, se pasa la cinta entera fantaseando con mil cosas, como por ejemplo, si su mujer tambien se sentira tentada de engañarle con ese atractivo escritor con el que ha coincidido en las vacaciones, o que pasaria si el la engañara y ella llegara a enterarse. Estas escenas de las fantasias de Richard, son sin duda, lo mas divertido y la gracia de la pelicula, muy en especial, cuando Richard mete la pata y se abalanza para besar a la chica, haciendo que esta se marche de su piso, para dejarle meditando sobre las consecuencias de su "gambada", las cuales exagera muy comicamente.


Ambos actores estan muy bien en sus papeles, Tom Ewell nos hace ver a Richard como un tipo normal, como cualquier hiji de vecino, y tambien es capaz de transmitirnos que, aunque el pobre sufre por verse tentado, ya que quiere a su esposa, la carne es debil y mas ante una nujer como la que se le ha cruzado por delante. Y que decir de Marylinn, una actriz cuyo talento fue totalmente desaprovechado, y a la que aqui, venos ideal, espontanea (aunque costaba sacarselo segun parece) y tan sensual y maravillosa como siempre. Si alguna vez veis alguna pelicula suya, os aconsejo poner la version original aunque solo sea un momento, y escuchar la susurrante y dulce melodia de su "Breathy Voice", en la que era toda una experta (la que os escribe la imita con cierta gracia, pero es mas dificil de lo que parece) Y si veis esta pelicula, disfrutareis de una divertidisima comedia, que ademas, contiene una de las imagenes mas iconicas del cine. Me refiero, como no, a esta....


Si, la famosa escena en que el aire de la boca de metro juega muy picaronamente con la falda del precioso vestido blanco aplisado de Marylin, y que se uso, en forma de cartel gigante, para promocionar la pelicula el dia de su estreno. Asi que nada, ya estais tardando en verla. A mi, aun me quedan algunas comedias de Wilde por ver, pero mencionaria, como no "Con faldas y a lo loco" ( que risas me pase con Jack Lemmon al ver esta peli y practicar con ella en el curso de doblaje... de ahi que sepa imitar un poco, la tecnica "Breathy Voice de Marylin") Espero poder pronto hablaros de mas pelis clasicas de esas que todos nos sabemos al menos una escena o una frase, pero que, en verdad, no tantos las hemos visto de verdad. Yo como sabeis, si tengo la ocasion de aprender y saber mas de cine, algo que me apasiona, pues la aprovecho. Asi que, lo dicho... una menos en la lista y un video de regalo... la escena del metro, completa y sin censura. "I feel sorry for you in your hot pants..." Ay, cuanta dulzura y picardia en ese simple comentario...

5 comentarios:

Ainhoa dijo...

Tampoco la había visto, ésta. Aunque la de Con faldas y a lo loco, sí. Con las bazofias del cine actual, creo que tendré que acabar de ver las películas de toda la vida, que aún me quedan unas cuantas interesantes :)

Nela dijo...

Vaya, al leerte me apetece verla de nuevo, es una pelicula que me encantó.
Estupendo post. Bueno como todos los tuyos
Besos
nela

Nat dijo...

Sí, ayer la echaron en la dos y llegué tarde a verla, a mí me queda pendiente, tenía buena pinta pero llegué cuando ya estaba terminando... una pena por mi parte.

un saludo

Luis Jurado dijo...

Una de mis pendientes del cine clásico. Tardaré en verla, pero lo haré. Puedo prometer y prometo...

CUIDADO con los HUEVOS dijo...

Un clásico y además... de uno de mis mitos eróticos...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...