jueves, 27 de diciembre de 2012

LOS MISERABLES (Reseña de la película)

Ayer al fin tuve la ocasión de ver la película que sin duda, ha sido uno de los estrenos del año, y tengo que decir que, aunque reconozco los fallos remarcados en otras críticas que he leído, a mi me ha conmovido enormemente. Esta adaptación de la obra teatral inspirada en la novela de Víctor Hugo me ha parecido terriblemente bien cuidada, me ha causado todo tipo de emociones y para mí, ha sabido transmitir de una manera nueva y magnífica esta historia de miseria, injusticia, dolor y pobreza, pero también, de amor, esperanza y lucha. Una historia de sueños rotos, de valor y coraje, que sabe llenarte el corazón de muchas maneras. Y eso que, como bien he dicho, reconozco sus fallos, que también los tiene. De entrada, la duración de la cinta (dos horas y media) es muy larga, así que si estáis acostumbrados a un ritmo más rápido, desde luego, no es vuestra peli. También ha habido queja del abuso de los primeros planos, que parecen dominarlo y dejan atrás el resto del trabajo (escenografía, vestuario, decorados...) No tengo reparo en reconocer que me parece que es cierto, pero aún así, también es hermoso ver esos planos. Los rostros de los actores transmiten muchísimo mientras cantan, y como bien explica el director, es algo que no vemos en un escenario de teatro musical. Es en los rostros, y en las voces, donde reside toda la fuerza interpretativa del reparto, y toda la fuerza de esta historia. También decir que se han echado de menos fragmentos de canciones, ya que el musical se ha adaptado de manera un poquito distinta para la película, incluyéndose además un tema original compuesto específicamente para esta versión ("Suddenly", interpretado por Hugh Jackman) El argumento de la peli sería muy largo de resumir sin spoilers, y quisiera centarme sobre todo en la crítica en esta ocasión, así que si gustais, podeis buscar una reseña , o mejor aun... entrad en youtube o grooveshark y escuchar el musical completo (recomiendo la versión londinense original de 1985)

Fallos aparte, la mayor baza de "Los Miserables" es sin duda su elenco, que ha cumplido fantásticamente con su cometido. Todo el reparto ha cantado en directo, y esto es tanto así, que en la película no se oyen solo sus voces, sino que escuchamos su respiración, su esfuerzo, cada aliento que toman y cada sollozo o cada risa. Lo que se oye es lo que ahí, sin más, sin trampa ni cartón. Y este es un esfuerzo muy loable por parte de todos, un esfuerzo que alguno incluso ha logrado cumplir con creces. Y con eso me refiero sobre todo, a Anne Hathaway. Increíble como esta actriz se ha superado a sí misma, pasando de ser "Princesa por sorpresa" a brindarnos una interpretación verdaderamente brillante y conmovedora de Fantime, uno de los personajes que mas sufre a lo largo de esta historia. Una joven madre soltera que acaba perdiéndolo todo, desde lo poco que tenía de valor, hasta su dignidad prostituyéndose, pasando por su cabello, que vende; todo con tal de garantizar un futuro para su hija. Su versión de "I dreamed a dream" pasa por ser la más auténtica, sincera y desgarradora que se haya escuchado jamás. Me partió el corazón (me pasó tres veces en la película, con tres actores distintos) y a mi hermana le logró arrancar las lagrimas (lo cierto es que la pobre pasó gran parte de la película llorando a moco tendido) Verdaderamente impresionante la interpretación de Anne, que además, últimamente, parece estar dirigiendo su carrera de un modo muy acertado, abordando papeles muy distintos y que siempre le suponen un reto a superar como actriz. Después, tenemos a Hugh Jackman, que decir de el... simplemente sublime como Valjean, aportando todos los matices de un personaje que no solo es el héroe y protagonista de la historia, sino que también, es quien más evoluciona y aprende a lo largo de la misma. De rudo convicto a anciano que muere en paz, Valjean pasa por ser pobre, rico después, don nadie, alcalde, amigo, padre,o héroe en las barricadas. Nos muestra como, con fe y voluntad, no solo es que uno pueda cambiar, sino que también puede cambiar el mundo de los demás. Fue él el segundo en dejarme el corazón en un puño, con el tema "Bring him home", que Valejean  canta en las barricadas, alzando una oración para que Marius (el joven de quien su hija adoptiva Cosette se ha enamorado) regrese sano y salvo. Era un tema difícil, conmovedor, y con muchos agudos, y Hugh simplemente lo bordó. Al mismo excelente nivel encontré a la joven pareja de tortolitos, Cosette y Marius, interpretados por Amanda Seyfried y Eddie Redmayne. Ambos estuvieron encantadores en su tema de amor "A heart full of love". Desde luego no tenía ni idea de que Amanda, una joven actriz considerada ya un talento en alza, y que ha abordado papeles tambièn muy diferentes en cine y televisión, tuviera esa voz de soprano tan hermosa y dulce, ideal para su personaje, que tiene importancia a pesar de evolucionar muy poco o nada a lo largo del musical. En cuanto a él, que decir, el chico no solo le puso presencia perfecta a Marius, un joven apuesto, educado y de buena familia (vamós, el yerno ideal) sino que también, fue el responsable de mi tercer encogimiento cardíaco con su interpretación de "Empty chairs at empty tables". Me supo transmitir de una manera increíble la tristeza y el dolor de Marius tras la derrota de la revuelta y la muerte de sus amigos en las barricadas. Poniendo el punto cómico al asunto (que se necesitaba, o a mi hermana se le iban a agotar las lágrimas) tenemos a Sacha Barón Cohen y a Elena Bonham Carter como Monsieur y Madame Threnadier, la pareja de posaderos, pillos, ladrones y timadores a cuyo cargo esta Cosette antes de ser adoptada por Valjean. Ambos son actores especializados en personajes esperpénticos, locos, divertidos y extravagantes, y por lo tanto, eran ideales para este par de dos, y lograron arrancarme más de una sonrisa, en especial en la puesta en escena del tema "Master of the house". Elena ha mejorado mucho vocalmente desde su interpretación de Mrs Lovett en "Sweeney Todd", y como Sacha no tiene pizca de verguenza (igual que Threnadier) estuvo simplemente perfecto. Rompemos una lanza a favor de la heroina olvidada de esta historia, Eponine, la hija de los Threnadier enamorada de Marius y nunca correspondida, brillantemente interpretada por Samantha Barks, que no solo le dio vida a sus canciones como "On my own"; sino que tendríais que haberle visto esa carita cuando Marius le ruega que le lleve con Cosette. En otro plano, ponemos a Russel Crow. El actor de "Gladiator" está aquí muy fuera de su terreno, y aunque el personaje esta completamente en su registro (machote, cuadriculado, duro y seco como un palo) vocalmente no llega al excelente nivel de los demás, y nos deja un Javert simplemente solvente, que no destaca demasiado en ningún momento.


Pero no solo las interpretaciones individuales me conmovieron, los momentos colares de "One day more" o, sobre todo, "Do you hear the people sing?" me dejaron sin habla. Un gran acierto en esta última que sean los estudiantes quienes comienzan a cantar muy suavemente, y al minuto, la canción ya es todo un coro, encendiendo la mecha de la llama de revolución que se extiende al instante por todo París. Sinceramente... a mi me dieron ganas de convocar un flashmob masivo en Sol para cantar todos juntos y que más de uno se entere de lo que es la voz del pueblo. Fueron momentos brillantes, y se nota sin duda el enorme esfuerzo que todo el mundo puso en cada nota. Aún así, si es cierto que la música eclipsa un poco todo lo demás. Me hubiera gustado disfrutar un poco más de los planos abiertos, en especial en las escenas de mayor acción, o aunque solo fuera para disfrutar del magnífico vestuario y escenarios y decorados. Es el único reproche que le tengo que hacer a la película, aunque también se podría decir que esto era un musical, no una megaproducción de acción. Quizá la queja venga de las ideas preconcebidas que teníamos todos. Quizá esperábamos ver una producción más comercial, y en vez de eso, tenemos una versión más directa e intimista del musical, que si te gusta, sin duda puedes disfrutar y muchísimo. En general, se nota el cuidado con que lo han hecho yo desde luego lo pasé genial viéndolo. Si os gustan los musicales, "Los Miserables" os conmoverá como a mí. Pero debéis tener en cuenta su larga duración, y que apenas se oye otra cosa que las canciones subtituladas. Si estáis dispuestos a dejar atrás los prejuicios, encontrareis una obra cuidada y bien hecha de la que disfrutar. Si no... pues nada, hay más cosas que ver.

3 comentarios:

Amaranta Wind dijo...

Estupenda reseña. Ya tenía ganas de verla pero ahora no falto seguro. Saludos.

Chacal dijo...

No soy tan entusiasta como tú pero parece que coincidimos en destacar una buena película si la gente asume que es casi totalmente musical.

manipulador de alimentos dijo...

Gran puesta en escena y decoración y medios y también buenas canciones para que todo en 'Los Miserables' acabe sonando huero, vacío, hueco.... Una lástima. Un saludo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...