domingo, 23 de diciembre de 2012

Y AQUÍ SEGUIMOS... (¿Nuevo ciclo?)

Pues que decepción, gente... que decepción tengo con este tema tan traido y llevado del Fin del Mundo, que tanto nos ha ocupado en estos días y que pronto se nos olvidará. No obstante, me parece oportuno dedicarle unos momentos más antes de sumergirnos de lleno en el terreno de las felicitaciones Navideñas y demás. Vaya Apocalipsis de chichinabo nos han colado estos Mayas, direis muchos. ¿Donde está el mortal asteroide que iba a fulminarnos? ¿Donde los terremos, tsunamis, erupciones volcánicas y demás calamidades que iban a asolarnos? ¿Y esa famosa tormenta solar, donde anda? Y sobre todo y lo más importante... ¿Por qué no hay zombies? ¿Donde están eh, eh? Yo no he visto ni a uno solito por la calle. Parece pues, a todas luces, que vamos a tener que seguir viviendo en este mundo de locos de siempre. En este mundo lleno injusticias, y de valientes que luchan contra ellas. Lleno de dolor, y también de alegría. De odio y violencia, de amor y comprensión. De gente corrupta, malvada, y de gente buena y solidaria. Este mundo al que llamanos hogar, con todas sus contradicciones, lo seguirá siendo durante al menos, un tiempo más. ¿Y por qué no ha pasado nada? Lo primero, porque todas esas expectativas son dignas más bien de un guión de Hollywood que de la realidad. No es que sea del todo imposible que pasen, sí, ya hemos hablado de como la Nasa ha vigilado el tema de la actividad solar, por si suponía algún problema, y también, mantienen vigilado cualquier asteroide con trayectoria hacia la Tierra, tanto los pequeños como aquellos más grandes que pudieran suponer una grave amenaza. En cuanto a las catástrofes naturales, esta claro que seguirán existiendo, y azotándonos en toda su grandeza de cuando en cuando. Y más aún cuando pretendemos controlar la Naturaleza de un modo en que ninguna generación humana ha pretendido jamás, y es normal que esta se descontrole. Pero la mayor realidad de todas, señoras y señores, es la de que... atentos que viene... ¿preparados?... 1... 2... 3...

¡¡LOS MAYAS NUNCA PREDIJERON EL FIN DEL MUNDO!!

Damas y caballeros, esto es completamente cierto. El concepto de "Fin del Mundo" tal y como lo concebimos en la sociedad occidental de hoy en día es un concepto judecristiano, derivado de la Biblia y de las religiones monoteístas. Para los Mayas, el tiempo era cíclico... el tiempo natural de las cosechas, de los ciclos de la Luna y el Sol, y de otros fenómenos astronómicos que observaban con gran detenimiento (el cielo les producía una enorme fascinación) y que utilizaron como referencia para elaborar el sistema de calendarios y de cuenta del tiempo más extraordinario y complejo que haya existido jamás. Así pues, para los Mayas, no existía eso del "Fin de los Tiempos"; puesto que el Tiempo se dividía en ciclos, algunos más cortos, otros más largos, pero cuando un ciclo terminaba, otro comenzaba. Era imposible pues, alcanzar ningún punto concreto en que la cosa terminara, puesto que cada calendario (sí, había varios, esa es otra cosa que no todo el mundo sabe) se componía de círculos grandes conteniendo en su interior otros de menor tamaño. Lo que ya ha terminado, amigos míos, es el llamado "Baktún" o Ciclo de Cuenta Larga, el cual se extiende aproximadamente durante unos 5128,76 años. Según los Mayas, el Baktún que acaba de terminarse comenzó, según nuestro calendario romano, el 11 de Agosto del año 3114 A.C. y ha finalizado a fecha del 21 de Diciembre de 2012 D.C. Como veis, es algo tan inofensivo como decir que el segundo milenio después de Cristo terminó en el año 2000, o que un año en la Tierra dura 365,25 días y finaliza el 31 de Diciembre. Los Mayas jamás tuvieron en mente nada parecido a nuestro mito moderno del Apocalipsis al elaborar su cuenta, simplemente, observaron el cielo, tomaron todas las referencias posibles y, en su obsesión por controlar el tiempo mismo, nos dejaron la obra de arte de un fascinante calendario que nos intriga tanto como su misteriosa desaparición. 

Siendo que el mundo no se acabado, ¿Estamos pues ante el inicio de una Nueva Era? ¿Una era de paz, amor y buen rollito en que acabarán las guerras, el hambre y las enfermedades, y todos nos amaremos mucho, querremos mucho al planeta y fumaremos la hierba en vez de pisarla? La respuesta es NO. No, señoras y señores. Técnicamente, según los Mayas, sí, hemos entrado en un nuevo ciclo. La fecha final del Baktún no es casual: el solsticio de invierno, a partir del cuál, los días comienzan a hacerse poco a poco, más largos. Una nueva luz y un nuevo sol, pues. Pero eso no quiere decir que este nuevo ciclo sea ni mejor ni peor que el anterior. Si no ha sido el tan temido "Fin de los Tiempos", es muy inocente creer que, por el contrario, será una "Nueva Era" dorada de amor y felicidad. No es ni una cosa ni la otra. Simplemente, es un nuevo comienzo. La realidad es que vivimos en un momento de grandes conflictos y problemas: guerras, inestabilidad, mal rollo y hastío, contaminación, manipulación, y una crisis que no solo es financiera, sino de humanidad, valores y ecológica. Ya no nos respetamos entre nosotros ni al planeta en que vivimos. Pero también, estamos viendo, especialmente en España, a la gente salir a la calle como jamás lo había hecho. Salir para defender sus derechos, y ayudar a quienes más lo necesitan. Frente a todo lo que nos consume y preocupa, hay conciencia, solidaridad y, bajo todo el miedo que sentimos, una hermosa energía enterrada. Lo que queramos hacer, es cosa nuestra. En nuestras manos está decidir su sucumbiremos al miedo, al mal rollo y acabaremos tirando la toalla, o si liberaremos esa magnífica energía y la usaremos para algo nuevo. Dejémonos pues, de supersticiones y profecías: la auténtica realidad es que, como sabiamente dice Gandalf en "El señor de los Anillos", "Solo tú puedes decidir que hacer con el tiempo que te ha sido concedido": ¿Que haremos entonces? ¿Que será, gente, Apocalipsis y destrucción de todo cuanto amamos, o Nueva Era en que podamos disfrutar de una vida mejor? La decisión esta solo en nuestras manos. Podemos destruirnos nosotros solitos... o unirnos para construir algo mucho mejor. El Universo esta de nuestro lado... aprovechemos la buena energía de este nuevo ciclo. Y para aprovechar las "buenas vibraciones" de este ciclo que comienza, nada mejor que una esta canción que espero que os mole... ¡¡Nos vemos muy pronto!!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...