sábado, 23 de febrero de 2013

DANZA DE DRAGONES (Reseña del quinto tomo de "Juego de Tronos")

¿Cómo va eso, lectores? Perdonadme que, con el buen ritmo que llevaba, haya tenido esto tan desangelado de nuevo. Pero he estado terminando los exámenes, y totalmente enganchada con la lectura del que es, de momento, el último volumen de esta magnífica y fascinante saga llamada "Canción de Hielo y Fuego", o "Juego de Tronos". ¡¡Y menudo volumen más completito ha resultado ser!! A pesar de ser auténticos tochos, la lectura de esta saga jamás se hace aburrida ni pesada, todo lo contrario, es absolutamente adictiva y te mantiene en vilo hasta el final. Siempre hay un nuevo giro que no te esperas, un nuevo plan, una nueva alianza... no ganas para sorpresas. Después de este tomo, la cosa queda ya prácticamente preparada para un final apoteósico, que, si todo sale como su autor tiene planeado, se dará en dos libros más, contemplando un total de siete tomos para la saga. Y yo hoy os ofrezco la reseña de este, que es, a mi juicio, junto con "Tormenta de Espadas", el mejor y más completo volumen de la saga. En "Danza de Dragones" retomamos la historia temporalmente olvidada de todos aquellos personajes que se hallaban o bien en el Muro, que marca la frontera final en el Norte, o bien, lejos de Poniente, en las ciudades de más allá del Mar Angosto. Sabremos por tanto, como le va a Jon Nieve como nuevo lord Comandante de la Guardia de la Noche, con bastantes fuegos que apagar por ahí, como le va a Daenerys Targaryen con sus dragones tras haber liberado a los esclavos o que fue de Tyrion Lannister, nuestro inteligente, admirado y mordaz enano, tras huir de Desembarco del Rey en ya sabemos que circunstancias. Las tramas se entrelazan con aquellas ya descritas en "Festín de Cuervos" y se solapan en el tiempo, pero sin embargo, alcanzado cierto punto común, "Danza de Dragones" continua avanzando en la compleja historia que se nos trae entre manos.

Si en en los dos tomos anteriores me sorprendió en cambio y evolución experimentado por Jaime Lannister, que, tras un grave sufrimiento y la pérdida de su mano, pasaba de ser un arrogante insufrible a un personaje mucho más querible y complejo, en este tomo sorprende comprobar el crecimiento experimentado tanto por Jon Nieve como por Daenerys Targaryen. Siempre he visto enormes paralelismos entre ambos. Son dos personajes que siempre me han parecido tener una ligera influencia dickensiana, en el sentido de ser dos jóvenes en una posición difícil, sin un rumbo ni destino muy claro en la vida, y que han de crecer y madurar para encontrar su lugar. Igualmente, me fascina el simbolismo que rodea a ambos personajes desde el principio, y en relación con el título genérico real de la saga. Si esto es "Canción de Hielo y Fuego", entonces Jon, de personalidad fría y distante, rodeado por el frío del Muro, sería en hielo; y Danny, con un temperamento cada vez más fogoso en todos los sentidos, y rodeada de sus dragones de ardientes fauces, sería el fuego. Siempre he creído que el final de la saga pasa por ambos personajes, pero ya analizaremos esto con más detalle en otro momento. Baste con decir que, al leer en este libro a Jon y Danny, ya no veo a esos niños perdidos. En el lugar de ese muchacho que tanto se lamentaba de su condición de hijo ilegítimo y bastardo, ahora veo a un Jon dispuesto a asumir sus responsabilidades como lord Comandante, y a un joven hombre que, aunque tiene mucho que aprender, sin duda exhibe madera de líder, aunque no siempre tome las mejores decisiones (como al final por ejemplo, cuando una nueva y terrible circunstancia le tienta de nuevo a romper sus votos para con la Guardia) En el lugar de la chica que nunca tuvo un hogar, y que huía, viviendo a la sombra de su hermano, vemos a una Daenerys convertida en una reina astuta, a una mujer apasionada, y con grandes deseos de hacer lo mejor para su pueblo, aunque igualmente comenta funestos errores, como enamorarse de quien menos le conviene, o al final, sentir la tentación por un momento de evadir sus responsabilidades. Tanto Jon como Danny han recorrido un largo camino, y no terminan precisamente este libro en las mejores circunstancias posibles. Solo el próximo (y penúltimo) volumen de la saga nos dirá si han aprendido lo suficiente como para enfrentarse a su destino, sea cuál sea.

En otro orden de cosas, la huída/aventura de Tyrion nos proporcionará como siempre grandes momentos en que nos reiremos, y también sufriremos por nuestro enano. De su mano se introducirá también un nuevo e importante jugador en este Juego de Tronos, cuya identidad me siento obligada a no revelar, pero que sin duda, va a dar y mucho que hablar, o al menos eso creo. También veremos llegar por fin a su destino a los más jóvenes de la casa Stark, que iniciarán una nueva etapa de evolución, Bran como psíquico o verdevidente, y Arya como asesina entrenada de la Casa del Blanco y Negro de Braavos, ambos teniendo potencial como para ayudar a restaurar de nuevo su familia en el lugar que le corresponde. Brevemente, vemos también otras cosas, como las aventuras (o más bien desventuras) de dos hombres que partieron en busca de la mano de Daenerys en matrimonio, uno de ellos, el joven príncipe de Dorne Quentyn Martell, el otro, el curtido pirata de las Islas del Hierro Victarion Greyjoy. También veremos la humillación, a mi juicio merecida, de una reina, y al final, las cosas quedarán al rojo vivo, dispuestas ya para la traca final, que promete y mucho.

Jon y Danny... Hielo y Fuego... ¿Nos estará queriendo decir el autor algo importante con ese simbolismo?

El estilo del autor, como siempre, no nos deja indiferentes, y en este libro he notado casi más que en ninguno que no le duelen prendas a la hora de describirnos todo, absolutamente todo, por desagradable que sea. La saga esta plagada de descripciones que apelan a los sentidos, desde los banquetes y comilonas, al sexo sin tapujos, pasando evidentemente, por cosas menos agradables, como la guerra, la muerte o las epidemias, que sin embargo el autor no duda en describirnos en todo su esplendor. Creo que pocos autores saben meterte en su mundo tan bien como lo hace George Martin.

Así pues, creo que estamos ante uno de los mejore volúmenes de la saga. Las piezas ya están en el tablero. La cuenta atrás para conocer el final de este juego ya ha comenzado, y aunque aún queda para rato, con la serie y los dos libros que faltan, se empiezan a intuir muchas cosas. No obstante, tendremos que estar preparados para cualquier tipo de giro o sorpresa, porque en esta saga, puede pasar de todo. Tendremos más reseñas de "Juego de Tronos" según vayan saliendo las nuevas temporadas de la serie, y los dos libros que aún faltan, y que estoy deseando leer, y también habrá en algún momento dos especiales que, ya tan avanzada la saga, me parece que podemos hacer. De momento, aquí lo dejamos. Nos veremos muy pronto en el blog con otro tipo de entradas y novedades. ¡¡Hasta pronto!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...