miércoles, 6 de febrero de 2013

MISTERIOS MARINOS

Desde tiempos muy remotos, la inmensidad del mar ha inspirado en el ser humano una gran cantidad de sentimientos encontrados. En épocas antiguas, cuando la gente apenas viajaba por no tener los medios para ello; y sólo quienes vivían cerca del mar, o de algún río grande, sabían nadar, el mar simbolizada la aventura, lo desconocido y la libertad. No eran pocos los que se embarcaban para viajar lejos en busca de una vida mejor, y antiguamente, un viaje largo por mar era una experiencia dura y llena de peligros, apta solo para los más valientes. Es por eso que el mar también simbolizaba el peligro, y estaba lleno de misterios por resolver. ¿Hacía donde llevaban sus profundidades? ¿Qué clase de criaturas extrañas habitaban en sus aguas? ¿Podía el mar contarnos algo sobre el origen de la vida en la Tierra? Hoy algunas de esas  preguntas han obtenido respuesta. Sabemos que el agua es un elemento imprescindible, y que toda la vida que conocemos comenzó en los mares, y fue evolucionando desde ese caldo primordial hasta lo que conocemos hoy en día. Con la aviación, el mar ha quedado reservado para los profesionales (pescadores, biólogos que estudian la vida marina, comercio marítimo internacional, embarcaciones militares...) o como mucho, para el turismo, desde los cruceros de lujo hasta la más modesta sombrilla y hamaca junto a la orilla en verano. Conocemos a muchos de los seres que habitan nuestros mares, y sabemos qué son y cómo viven. Sin embargo, el mar aún produce una enorme fascinación en nosotros. Todavía guarda muchos de sus misterios primordiales, que no hemos podido desvelar, y me imagino que habréis oído muchas veces eso de que conocemos mejor la superficie de la Luna, o aún de Marte, que el fondo de nuestros mares. Pues bien, espero que esteís dispuestos a daros un buen chapuzón y a embarcaros en esta aventura, porque en esta entrada, emularemos un poquito al mítico Jaques Custeau, y exploraremos los misterios que se ocultan bajo el agua. Así que, todos a bordo, que el Nautilus está a punto de sumergirse. (NOTA: El que no sepa que es el Nautilus, a leer a Julio Verne ya)

1. MITOS DESCUBIERTOS: EL KRAKEN Y LAS CRIATURAS DE LOS ABISMOS

Durante siglos, las leyendas de marinos y piratas hablaban de un ser espantoso, un monstruo de dimensiones colosales, con la forma de un pulpo o un calamar, capaz de hundir barcos con sus poderosos tentáculos, y de devorar a la indefensa tripulación de cualquier navío que cayera en su mortal abrazo. A menudo, se responsabilizaba a semejante criatura de los naufragios y desgracias acontecidas en alta mar. Se le llamaba Kraken y era temido por todo aquel que se aventurara a viajar por mar. Pero naturalmente, la humanidad fue avanzando, y desarrolló los medios para investigar, al menos en la medida de lo posible, el fondo de los mares. Se ha descubierto que hay criaturas increibles, extrañas, y sí, monstruos voraces que existen ahora, o que existieron hace millones de años, como el Megalodón, un monstruoso tiburón de dimensiones tremendas que fue uno de los más grandes depreradores marinos de la Prehistoria. Lo que no se ha encontrado es evidencia ninguna del mítico Kraken, aunque hay dos criaturas que se le acercan bastante, y que, según parece, pudieron sentar las bases de semejante mito.


El calamar gigante y el calamar de Humboldt son similares y pertenecen a la familia de los cefalópodos (pulpos, sepias y calamares) La primera especia apenas si se ha podido probar que exista, sólo con algunos ejemplares muertos y alguna que otra imagen grabada. Es aún todo un misterio para la biología marina, pero su enorme tamaño sin duda debió ayudar a que se la considerada poco menos que una bestia de las profundidades. En cuanto al calamar de Humboldt, es una especie un poco más estudiada. Habita en las aguas del Golfo de México principalmente, es también de gran tamaño, y sobre todo, es carnívoro y tremendamente voraz. Pescarlo es considerado actividad de alto riesgo, pues lo creáis no, estos seres son capaces de devorar a un hombre adulto en apenas unos pocos minutos. Caer al agua al pescarlos es pues, una condena a muerte casi segura. Si unimos el tamaño de uno, y la voracidad del otro, sin duda, tenemos nuestro Kraken, ¿no os parece? Termino con una consideración sobre los cefalópodos que a lo mejor a alguno que no haya visto muchos documentales no sepa: estudios recientes han demostrado que estas criaturas son mucho, muchísimo más inteligentes de lo que nunca habríamos sospechado. Hay pulpos capaces de deslizarse desde su acuario hasta otra pecera para atrapar a los peces de allí, o escapar resbaladizos de un barco de pesca, por ejemplo; y se ha descubierto que las sepias (sí, esa misma sepia que esta tan rica a la plancha) posee un complejísimo sistema de comunicación, que realizan cambiando de color, tamaño, o forma según lo que deseen comunicar a sus congéneres. Es más, en época de apareamiento, algunas sepias macho se "travisten" adoptando el menor tamaño y la coloración más discreta de las hembras para aparearse con ellas, burlando así a los machos más grandes y dominantes. Interesante, ¿verdad? Finalmente, y como curiosidad, diremos que, en la ficción de "Juego de Tronos"; George Martín eligió al Kraken como emblema y blasón de la casa Greyjoy. Una buena elección sin duda, tratándose de un casta de bucaneros y piratas.

Durante mucho tiempo, lo que se hallaba en las profundidades más ocultas era todo un misterios. En el fondo del mar, existen numerosos abismos que alcanzan gran profundidad, siendo el más profundo de ellos la Fosa de las Marianas, con nada menos que 11034 metros de profundidad. Semejantes abismos eran completamente inaccesibles hasta no hace mucho. Hoy en día, con mejores medios y técnicas de exploración, hemos podido llegar hasta allí y saber que se cuece. Y según muchos investigadores, es casi como entrar en un mundo alienígena. Extraños y monstruosos peces abisales. Crustáceos y cefalópodos con luminiscencia. Raros microorganismos que no se nutren de materia orgánica, sino de los minerales que manan de las fumarolas más profundas. Un mundo extraño que sin embargo, se halla bajo ese mismo mar en el que más de uno nos hemos bañando. Este raro mundo encierra muchos secretos importantes sobre como se pudo originar y diversificar la vida en la Tierra, y es por tanto, un interesante nicho que explorar. 

2. UN DESCUBRIMIENTO RECIENTE:

El mar, como ya he mencionado, no deja de sorprendernos con cada secreto que nos revela, y de ser una gran fuente de asombro y fascinación. Hace apenas un par de décadas, se descubrió la medusa de la imagen, la llamada Turritopsis nutrícula. Es oriunda de aguas cálidas y poco profundas, principalmente del Caribe y el Mediterráneo. Y lo más curioso es que esta medusa que veis es el único ser que puede ser considerado como biológicamente inmortal. Me explico: aunque puede ser víctima de depreradores, la Turritopsis posee la rara habilidad de retroceder en si ciclo vital. Una vez alcanzada la madurez sexual, y de reproducirse, esta medusa puede volver a su estado infantil o de pólipo, y desarrollarse hasta la edad adulta otra vez. Y puede repetir este proceso eternamente. Curiosamente, no se conoce que esta medusa pueda ser víctima de plagas o enfermedades. Simplemente, no muere a menos que sea devorada por otro animal. Se trata de un descubrimiento verdaderamente revolucionario, un animal que desafía al tiempo y al envejecimiento celular. Estudiarla podría darnos las claves no solo para no envejecer, sino para curar enfermedades degenerativas como el Alzheimer, el Parkinson o la esclerosis, que hoy por hoy, no tienen curación posible. 

3. ¿MITO O REALIDAD?

Si hay un mito relacionado con los misterios marinos que ha cautivado la imaginación del ser humano desde la Antigüedad, ese es el de la Atlántida. El mito habla de un supuesto sexto continente, que se habría situado en el Atlántico sur, entre las costas de África y América del sur. Dicho continente habría estado habitado por una civilización brillante, pacífica y muy avanzada. Y sin embargo, habría desaparecido, barrida de la faz de la Tierra por algún tipo de cataclismo, probablemente, un volcán o un tsunami. Uno de los primeros en hablar de esta supuesta civilización perdida es el mismísimo Platón, quien supuestamente, dió una descripción de como habría sido este continente antes de su hundimiento. Desde entonces, son muchos los que lo han buscado, algunos en plan de cazadores de mitos, o por afán de aventura, y otros desde la investigación más seria. La Atlántida ha sido relacionada con otros mitos, en concreto, a menudo se la conecta con el mito Bíblico del Arca de la Alianza  (sí, esa que Indiana Jones buscaba con tanto ahínco) Se dice que la civilización Atlante pudo ser tan avanzada debido a algún tipo de energía misteriosa, posiblemente, simplemente electricidad, surgida del Arca de alguna manera. Algunos dicen que, al hundirse la Atlántida, los supervivientes se desperdigaron por el mundo. Sus descendientes podían ser los mismísimos Mayas, o mejor aún, los Guanches, es decir, los nativos originales de nuestras Islas Canarias. Y no es el único punto de conexión con nuestro país: actualmente, investigaciones serias han apuntado a que la Atlántida pudo tener algo que ver con la misteriosa (y muy avanzada para su época) cultura de Tartessos. Esta cultura, de la que se sabe muy poco, habría florecido en el sur de nuestra Península Ibérica, entre las actuales provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz. Sea como sea, de momento, no se ha hallado ninguna evidencia tangible de la existencia de la Atlántida, ni de como o de qué manera pudo haber desaparecido. Quien sabe si algún día, alguno de esos que andan buscando tesoros hundidos no encontrará algo, alguna prueba de que este mito fue real, o de que no lo fue. De momento, lo que si podemos garantizar es que el mito de la Atlántida fue uno de los muchos que influyeron a Tolkien para la creación de su Tierra Media, concretamente, del Reino de Númenor . Al igual que la Atlántida, Númenor era un reino avanzado y pacífico, en medio del mar. Sus habitantes eran humanos, pero estaban emparentados con los elfos, y poseían muchas de sus características y poderes. Pero los reyes de Númenor se volvieron soberbios, desearon ser inmortales como los elfos, y por ello, el reino fue castigado y hundido en lo más profundo del mar. Los supervivientes alcanzaron las costas sureñas de la Tierra Media y fundaron el Reino de Gondor, que prosperó durante siglos hasta que el príncipe Isildur reclamó para sí el Anillo Único. Esto atrajo la desgracia a Gondor, a Isildur y a su descendencia, hasta que Aragorn enmendó el daño, participando activamente en la destrucción del Anillo, y trayendo a Gondor de nuevo la prosperidad cuando reclamó el trono. 



Otro mito acuático muy extendido, y conocido por todos, es sin duda el de las sirenas. Míticas criaturas, mitad ser humano, mitad pez, ellas encantaron a la tripulación de Ulises en su regreso a casa, o al menos, eso dice la Odisea. Las referencias a criaturas de este tipo se dan en muchas culturas distintas a lo largo del tiempo. Tanto es así, que más de uno, y aún a riesgo de ser tachado de fantasioso o soñador, se ha lanzado a buscarlas. No son pocos los reportes de pescadores que han creído ver cosas extrañas, desde animales marinos desconocidos que han capturado casualmente, hasta peces con extrañas lanzas o aguijones de rayas clavados en sus cuerpos, en plena alta mar. Recientemente, he podido  ver en Discovery Max un documental que ha cambiado totalmente mi prespectiva sobre el tema. Se titula: "Sirenas, ¿realidad o mito?" Podeis verlo online pinchando en el enlace que acabo de poner, o buscando otro. Y si sintonizais Discovery Max seguro que pillareis alguna reposición. Es la historia de tres científicos que, investigando unos varamientos masivos de delfines y ballenas, hallaron los restos de un raro ser que no pudieron identificar como ninguna especia conocida. Al investigarlo más de cerca, su sorpresa sería mayúscula. Ese ser, fuera lo que fuera, había caminado sobre dos patas en tierra, y tenía entre otras cosas, manos hábiles y un cráneo claramente homínido. Junto a los restos, se halló un hueso con evidencias de haber sido tallado. Sin desvelar nada más, el documental juega con la teoría del simio acuático, y argumentando las numerosas adaptaciones que parece que evolutivamente tenemos para movernos en el mar, da marcha atrás, pensando en que tal vez, uno de nuestros ancestros pudo regresar al agua y adentrarse en ella por completo. En la actualidad, podría ser un homínido marino, un mamífero adaptado plenamente al mar, al que podríamos llamar perfectamente, sirena. Creíble o no, la hipótesis da que pensar, sobre todo cuando se sospecha que esa criatura, si es que existe y sea lo que sea, podría estar en el mismo grave peligro que ya corren los mamíferos marinos en general, debido a la pesca masiva y la contaminación de los mares, entre otras cosas (los científicos del documental culpan de los varamientos a un sonar de la marina americana y naturalmente, su investigación fue vetada por esa evidencia que hallaron en los animales varados, ya que todos, incluso la rara criatura sirénida, presentaban fuertes daños por el sonar)

Y esto es todo. Espero que os haya gustado este viaje, y que a partir de ahora, nos mojemos todos mucho en la conservación de nuestros mares. Los mares fueron el origen de la vida tal y como los conocemos, y son además, un regulador térmico natural y un claro indicador de lo mal que va la ecología del planeta. Bien haríamos en cuidarlos mucho más si no queremos que todos esos fascinantes secretos que encierra se pierdan para siempre. Terminamos si me lo permitís, con una divertida canción. Como siempre, espero que os mole, y nos veremos pronto por aquí con mas cosas. ¡¡Hasta pronto!!

4 comentarios:

Devastiel dijo...

El mar es fascinante, pero da bastante miedo pensar en lo que pueda haber debajo. Algunas criaturas marinas de las grandes profundidades son tan espeluznantes que ni siquiera parecen de este planeta.

Jonathan Striker dijo...

Genial post.

Anónimo dijo...

El documental de las sirenas es falso y fantasioso los supuestos "cientificos" son actores, ya lo dice al bien al final del documental no seamos tontos por favor!

Monique Kaleidoscope Flores Ibarra dijo...

Si es falso, pero el bloop es real, y sea o no una sirena es un animal aun desconocido capaz de una complejidad vocal muy grande.
Sin embargo lo importante es que se respete la vida marina (de hecho parar las pruebas de sonar era el proposito del documental falso) y ademas aceptemoslo la teoria no es del todo descabellada. Saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...