lunes, 29 de abril de 2013

ARQUETIPOS DE MITOLOGÍA EN "JUEGO DE TRONOS" (Parte I, Arquetipos femeninos)

Señoras y señores, comienza aquí un breve especial en dos partes, donde uniremos los arquetipos basados en divinidades clásicas y en el análisis jungiano que propone la doctora Jean Shinoda Bolen en sus dos libros "Las diosas de cada mujer" y "Los dioses de cada hombre", con una de las sagas fantásticas más populares de los últimos tiempos, "Juego de Tronos" (o mejor llamada "Canción de Hielo y Fuego") En sus libros, como ya expliqué en el especial, la doctora Bolen mezcla la psicología de Jung que los dioses y diosas del Olimpo clásico grecolatino, y crea así diferentes arquetipos o modelos de personalidad tanto para mujeres como para hombres. La idea es conectar el concepto de Jung del inconsciente colectivo con todos esos mitos y leyendas que tan bien reflejan los miedos, anhelos y deseos más ocultos de todo ser humano, y profundizar en nuestra alma, para conocernos mejor a nosotros mismos. Cada arquetipo de dios o diosa lleva asociadas sus virtudes y defectos, sus cualidades positivas y negativas, además de su propia personalidad, intereses, deseos, y su manera de ver y entender las vida en temas como el trabajo, o las relaciones personales. Los arquetipos intentan ser una guía para el desarrollo personal, ayudando a la persona a detectar sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y a crecer y mejorar en todos los aspectos. Antes de entrar en el tema con más profundidad, recupero en esta misma entrada los enlaces directos a la introducción al especial, a la presentación de su autora y al desarrollo de cada arquetipo femenino, así como a la conclusión final para las mujeres, ya que abriremos el especial con el sexo femenino (las damas primero, ya sabéis, aunque por supuesto también habrá para los caballeros, aquí no marginamos por motivos de género)

INTRODUCCIÓN

SOBRE CARL JUNG, EL INCONSCIENTE COLECTIVO Y LOS ARQUETIPOS, Y SOBRE LA AUTORA JEAN SHINODA BOLEN Y SU CLASIFICACIÓN DE DIOSAS Y DIOSES

DIOSAS VIRGENES I : ARTEMISA

DIOSAS VIRGENES II : ATENEA

DIOSAS VIRGENES III : HESTIA

DIOSAS VULNERABLES I : HERA

DIOSAS VULNERABLES II : DEMETER

DIOSAS VULNERABLES III : PERSEFONE

DIOSA ALQUIMICA: AFRODITA

CONSIDERACIONES FINALES (MUJERES)

Recopilados los enlaces, para el que quiera pinchar, leer el tema y enterarse un poquito más de qué va (os animo a ello porque trabajé mucho en ese especial en concreto, y es uno de los que estoy más orgullosa de como quedó) pasamos a irnos metiendo en harina poco a poco. Primero, comentar que, la idea de este especial surge al ver la complejidad psicológica de los personajes de "Juego de Tronos"; una saga de lo más completa, con un gran tejido argumental, y personajes para dar y tomar, la mayoría de ellos muy bien definidos en su forma de ser y de pensar. Con tantos personajes, era raro no encontrar a algunos que encajaran, de manera más o menos exacta, en los arquetipos de divinidades propuestos por Shinoda Bolen. Otra cosilla que debemos mencionar, antes de pasar a los ejemplos y breve análisis de personajes, es, sobre todo para los que no sois muy seguidores de la saga, el tema de la religión en Poniente, el mundo ficticio donde transcurre la acción de "Juego de Tronos". El culto más extendido en Poniente es el de los Siete Dioses, y por ellos los religiosos o religiosas son llamados septones y septas (serían para que nos entendamos, como los curas y monjas del cristianismo) El culto a los Siete consta, no es difícil de averiguar, de siete divinidades. Existe una divinidad de sexo ambiguo, llamada simplemente "El Desconocido". Representa los misterios que el ser humano no conoce, y por supuesto, la Muerte, y se le representa sin rostro. Las otras seis divinidades están divididas con paridad, tres son masculinas (hablaremos de ellas por tanto en la segunda parte) y tres son femeninas. El Sagrado Femenino esta por tanto, representado por tres diosas: la Doncella, la Madre y la Anciana. Al leer esto, de inmediato salto en mi mente la imagen que preside esta entrada (y la de las consideraciones finales para las mujeres) Esa imagen es la de la Triple Diosa o Diosa Ancestral, muy adorada entre las culturas celtas prerromanas, y entre el paganismo actual. Las Tres Diosas representan los tres estadios de la vida de la mujer. La Doncella es, por supuesto, la niña o adolescente. Representa la juventud, la alegría, la inocencia y la pureza. La Madre es la madurez de la mujer, representa fertilidad, generosidad, abundancia y piedad. La Anciana representa, como no podría ser de otra forma, la experiencia y la sabiduría. En la saga tenemos por tanto, una buena representación del Sagrado Femenino, y una estupenda ración de personajes femeninos muy interesantes y completos, algunos de los cuales, encajan con las diosas del Olimpo clásico, como veremos tras un par de fotos más.

La Triple Diosa, representada como podéis ver por la Luna en sus tres fases, cuarto creciente (Doncella) luna llena (Madre) y cuarto menguante (Anciana) puesto que la Luna se asocia tradicionalmente a la feminidad

Esta imagen de la serie nos muestra el interior del gran Sept de Baelor, el templo más importante dedicado al culto de los Siete en Poniente, situado en su capital, Desembarco del Rey, y construido por el rey Baelor el Santo, el más piadoso de la dinastía Targaryen. Si os fijáis un poco se pueden ver las estatuas de algunos de los dioses, y se aprecia claramente la Estrella de Siete Puntas, símbolo por excelencia del culto, como la Cruz lo sería del cristianismo, por ejemplo.

PERSONAJES FEMENINOS DE LA SAGA Y SUS DIOSAS:

Naturalmente, me habría gustado encontrar un personaje para cada diosa, pero he querido ajustarme lo más posible al arquetipo, así que habrá algunas en las que encuentro un personaje que las represente lo suficientemente bien. No obstante, tenemos algunos ejemplos muy buenos que paso a analizar ahora mismo:

ARYA STARK - ARTEMISA


A estas alturas, es muy difícil no ver el parecido de la hija menor de Ned Stark con esta diosa virgen. Desde el primer capítulo en que aparece, Arya se nos presenta como una niña muy distinta de su hermana mayor, que prefiere la compañía de sus hermanos varones, es independiente, competitiva y nada interesada en "cosas de señoritas" como coser, cantar y buscar un pretendiente adecuado a su alcurnia. Arya prefiere montar a caballo, aprender a luchar con la espada y correr por el bosque. Igual que la diosa, a Arya le gusta defender a los más débiles, aunque sea una causa perdida, cosa que vemos muy bien cuando defiende a su amigo Mycah, el hijo del carnicero, o al ahuyentar a su loba huargo, Nymeria, para evitar que la maten por haber mordido al príncipe Joffrey (crimen que acabará pagando Dama, la loba de su hermana Sansa) Cuando acecha el peligro, y ejecutan injustamente a su padre, Arya huye de la ciudad sin dudarlo. Tras incontables aventuras, en las que hará gala de su ferocidad e independencia, encuentra su destino en el Templo del Blanco y Negro de Braavos. Como a Artemisa, a Arya no le gusta sentirse impotente o vulnerable, y siempre busca la manera de salir adelante sola, aunque tenga que ser matando (cosa que ha hecho muchas veces, desde que atravesó a un muchacho con su espada, Aguja, regalo de su hermano bastardo Jon Nieve) También es vengativa, como demuestra su lista de gente a la que desea matar, que además se ha ido reduciendo considerablemente. Su juventud no ha sido obstáculo para que Arya se haya convertido en un ser implacable, ferozmente independiente, salvaje y que no le teme a nada ni a nadie. El Templo le ha ofrecido una opción para canalizar toda esa rabia que lleva dentro. Solo el tiempo dirá hasta donde le lleva esta nueva etapa de su camino.

SANSA STARK - HERA


La hermosa y delicada hija mayor de Ned Stark, Sansa, es presentada desde el principio como la perfecta damisela de alta alcurnia. Bella, de modales impecables, con talento para el canto y la costura, Sansa no gusta de vivir en el Norte, en Invernalia. El señorío de su padre es para ella frío, gris, anodino y muy alejado de los lujos y placeres de las cortes del sur. El gran sueño de Sansa es, al igual que el de Hera, el matrimonio. Sueña con casarse con un Príncipe Encantado, y ser la Reina de su Reino. Sansa quizá no muestra otras características de la Hera típica, como los celos, o la furia activa, pero si queda muy claro que su gran prioridad en la vida es casarse. La joven le da gran importancia al matrimonio como su primera gran salida en la vida, siendo para ella imprescindible poder presentarse del brazo de un impecable esposo como "la señora de..." Primero, la promesa de matrimonio con Joffrey la hace inmensamente feliz. Más tarde, descubre la realidad: el joven príncipe al que idolatra es un niñato consentido, malvado y cruel, que no duda en dar la orden que acaba injustamente con la vida de su padre. La llegada de la nueva prometida de Joffrey, Margaery Tyrell, da esperanzas a Sansa en su cautiverio en Desembarco del Rey. En Margaery, Sansa cree encontrar una confidente, así como en las primas, doncellas y en la abuela de la joven Tyrell. Ignorando que los Tyrell solo pretenden usarla para sus propios planes, Sansa vuelve a ilusionarse con la idea de un nuevo matrimonio, tal vez con Loras, el hermano de Margaery, o con su primo Wyllas. Finalmente, logra casarse, sí... pero con quien menos esperaba, Tyrion Lannister, consolándose con que al menos, el enano es el único Lannister que siempre se ha mostrado amable con ella. Solo tras la muerte de Joffrey en su  boda, Sansa parece comenzar a comprender que su salvación no va a venir cabalgando a lomos de un caballo blanco, con brillante armadura, espada en ristre y una hermosa melena al viento. Da entonces el primer paso para comenzar a transcender su Hera interna y dejar de focalizarse en el matrimonio: seguir las instrucciones de sir Dontos para huir de Desembarco del Rey. Al hacerlo, cae en manos de uno de los personajes más manipuladores de la Saga: Petyr Baelish, "Meñique", de quien no dudamos que también tratará de utilizarla para sus propios fines. ¿Cuando dejará Sansa de ser un peón? No lo sabemos, pero el arquetipo de Hera encierra en sí, aparte de una gran ansía por el matrimonio, una furia muy potente y activa, que a Sansa, ahora que se ha vuelto menos soñadora y más observadora y consciente de lo que ocurre a su alrededor, le podría sin duda interesar activar. 

LISA ARRYN - DEMETER


Normalmente, la imagen que tenemos de una madre esta llena de elementos positivos, puesto que se relaciona con el amor, el cariño y el apoyo que todos hemos recibido de la nuestra. Sin embargo, la imagen de Lisa Arryn, sentada en su Trono del Nido de Aguilas, dándole el pecho a su hijo Robert, ya lo suficientemente mayor como para no tomarlo a pesar de ser un crío débil y enfermizo, a mi personalmente, me produjo escalofríos y me hizo pensar en la cara más negativa del arquetipo de Demeter. Como madre, la mujer dominada por este arquetipo tiende a ser sobreprotectora, hasta el punto de coartar o retrasar en todo lo que puede el desarrollo e independencia de sus hijos. Lisa, tía de Sansa y Arya, y hermana de su madre Catelyn, nació como Lisa Tully, siendo la segunda de tres hermanos (Catelyn, ella misma y Edmure, el hermano menor, único varón y por tanto, heredero de Aguasdulces, señorío de los Tully) No nos extraña la comparación si conocemos la historia del personaje. Lisa fue casada con Jon Arryn, Señor del Nido de Aguilas y un hombre ya mayor y que había sobrevivido a varias esposas, que no le habían dejado descendencia. La maternidad se convirtió por tanto, en una prioridad, pues debía darle un heredero a su esposo. Pero por algún motivo, tuvo serias dificultades a la hora de concebir, perdiendo a varios bebés en el camino. Solo sobrevivió Robert, o "Robalito", un niño enfermo al parecer de epilepsia (o eso dan a entender los síntomas que en los libros se describen que padeces) al que Lisa, al consentirle todo lo que desea, ha convertido en poco menos que un pequeño tirano. 

DAENERYS TARGARYEN - PERSEFONE


La Kahleesi y Madre de Dragones tiene muchísimos puntos en común con esta diosa vulnerable, que es la que tiene un mayor potencial de crecimiento, pues tiene dos caras, Doncella y Reina. Al igual que Persefone, Danny comienza su andadura como una doncella tímida a la sombra de un pariente, en su caso, no una madre sobreprotectora como Demeter, pero sí un hermano mayor, Viserys, que controla todas sus acciones. Como Perséfone, a Daenerys la posibilidad de independencia le llega a través de un matrimonio que ella en principio teme, pues Khal Drogo, su esposo, es un hombre tan brusco y temible como lo podía ser Hades, señor del Inframundo. Pero en su matrimonio, Daenerys llega a conectar con su esposo, sobre todo a través del disfrute común del sexo, terreno en que se descubre a sí misma como una amante sensual y muy completa. Junto a él, Danny aprende también algunos principios del liderazgo, y conoce el dolor al perder a Drogo y al bebé que esperaba. Ese dolor le permite descender al fondo de sí misma, y resurgir literalmente del fuego de la pira funeraria de su marido. En su resurgir del fuego, Daenerys la Doncella desaparece, para dar lugar a Daenerys la Reina. La que, armada con sus mejor tesoro (sus tres dragones, cuyos huevos eclosionan al calor de la pira) se adentra en la Casa de los Eternos de Quarth, un Inframundo, un mundo subconsciente personal donde recibirá una serie de crípticas visiones, y después, se lanza a la conquista de las ciudades de la Bahía de los Esclavos. La chiquilla tímida que se consideraba nadie, la Doncella en Eterna Espera sin motivación ni objetivos, emerge como una Reina en la ciudad de Mereen aclamada como libertadora y rompedora de cadenas. No sabemos si Danny llegará algún día a sentarse en el Trono de Hierro que antaño ocuparon sus ancestros, pero su coraje, su determinación y ese toque de locura Targaryen que le permiten descender al Inframundo del inconsciente podrían ayudar a ellos, además del recurso material de los tres enormes dragones, por supuesto.

DOS MUJERES MEZCLA DE ATENEA Y AFRODITA - CERSEI LANNISTER Y ARIANNE MARTELL



Estas dos mujeres parecen representar muy bien valores combinados de Atenea y Afrodita. En su parte de Atenea, tanto Cersei como Arianne se sienten igual a los hombres, aunque creo que, por la mayor libertad de las mujeres en Dorne, su tierra natal, Arianne ve esto como más natural mientras que Cersei a menudo se queja de que la infravaloran por ser mujer. Ambas son inteligentes sí, pero creo que Arianne es una estratega más fría que Cersei, que tiene buenas ideas, sí, pero tiende a dejarse llevar demasiado por sus emociones, o teñir sus maquinaciones y estrategias con una índole demasiado personal. Con respecto a las cualidades de Afrodita, bueno, ambas son indudablemente sensuales, Cersei una clásica belleza rubia de ojos verdes como todos los Lannister, y Arianne una sensual belleza morena dorniense. Ninguna de las dos tiene reparos en usar su belleza como recurso para lograr lo que quieren, y viven su cuerpo y su sexualidad con gran libertad. Arianne no se corta en acostarse con un hombre, si es que le gusta y le apetece, y goza del sexo y de la seducción. El comportamiento sexual de Cersei, bueno, hemos visto de todo, desde el incesto con su hermano mellizo Jaime, numerosos amantes varones que incluyen un primo más joven y miembros de la Guardia Real, e incluso compartió cama con una mujer, lady Taena Merryweather. 

Y esto es todo en cuanto a lo que a féminas respecta. Próximamente, nos encargaremos del lado masculino del asunto. Espero que os haya resultado interesante de leer. Por supuesto, hablaremos más de psicología en este blog, dado que es un tema que me interesa y del que me gusta leer e investigar. De "Juego de Tronos"; tendremos la reseña de la tercera temporada cuando finalice, y tengo en mente también una entrada sobre la simbología que rodea a los personajes de Jon Nieve y Daenerys Targaryen, y como esta nos puede ayudar a dibujar un posible final de la saga. Nos vemos muy pronto. ¡¡Saludos!!

3 comentarios:

MiSol dijo...

Excelente!!! Me encantó el análisis... Sigue publicando!!! :)

lunadeagua dijo...


Sorry por los spoilers:
La verdad, y para serte sincera, creo que sólo has acertado de pleno en representar a Arya como Artemisa.

Sansa es una Perséfone. Vale que quiera casarse, pero ese es en único punto en común que tiene con Hera, por lo demás es una Perséfone en estado de doncella. Está empezando a desarrollarse hacia Reina, pero no es ni de lejos una Hera.

Lysa Arryn sí es un Hera. Está claro que la influencia de Demeter en ella es muy profunda, pero sus actos, como intentar asesinar a Sansa por celos o poner a Meñique por delante de su hijo (que lo hace) son más de Hera que Demeter.

Daenerys está entre Artemisa y Atenea, pero no es en absoluto una Perséfone. Danny tiene muy claros sus objetivos desde el principio, aunque no tenga muy claro los medios. Una Perséfone depende de otra persona para evolucionar en Reina, ella lo hace por sí sola, son los acontecimientos quienes la cambian, no Khal Drogo en sí. Ella podría haber permanecido sumisa y callada, pero toma la decisión de hacerse respetar.

Por otra parte Cersei es muy Demeter, y aunque como dices tiene algunos rasgos de Atenea, su objetivo principal son sus hijos. Antes que su matrimonio o el poder para ella van sus hijos.

Arianne, como personaje, tampoco entra demasiado dentro de los arquetipos, pero yo la calificaría más como Artemisa: una mujer que se alía con otras mujeres bajo el mando de un hombre mayor para conseguir sus objetivos (Artemisa, sus ninfas bajo la protección de Zeus)

Por otra parte, Shinoda Bolen especifica claramente que Afrodita es un estado por el que pasan todas las mujeres en algún momento de sus vidas. Sansa siente deseo sexual hacia Loras, Lisa hacia Meñique, Danny por Drogo y por Daario, Cersei... por mucha gente, Arianne por Arys, Brienne por Jaime, Arya (si fuera más mayor) lo haría por Gendry y así sucesivamente...

Aún así me ha gustado leer el post, sólo que los personajes son demasiado complicados y tienen muchos matices

Carmen dijo...

Muy interesante el post. Pero coincido en algunas cosas con luna de agua. Ya antes de leer esto había pensado en los arquetipos femeninos de JdT y, desde luego, sólo estaría de acuerdo en Artemisa. Para mí, Lysa Arryn es una Hera en uno de sus lados más febriles y despiadados y, aquí difiero de luna de agua, también lo sería Cersei. La sumisión de Sansa ante las circunstancias y el posterior descubrimiento de convertir su vulnerabilidad e inocencia en su principal arma de poder la convierten en una perfecta Perséfone. Quién sería Démeter? Para mí, sin lugar a dudas, Catelyn Stark, mientras que Brienne sería un híbrido entre dos doncellas guerreras: Atenea y Artemisa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...