lunes, 27 de mayo de 2013

THE VAMPIRE DIARIES (Reseña cuarta temporada)

Seguimos nuestra avalancha de entradas haciéndonos cargo de una reseña pendiente, dado que la cuarta temporada de "The Vampire Diaries" terminó en USA hará apenas un par de semanas. Normalmente, suelo hacer las reseñas cuando termino de descargar y ver el último capítulo de la temporada o en cuanto vuelvo del cine de ver la peli, pero en esta ocasión, ha estado bien tormarse algún tiempo para pensar y meditar bien la clase de crítica y reseña que quiero escribir y no dejarme llevar por emociones tan recientes. La serie me sigue gustando, aún con sus fallos, me mantiene enganchada y me entretiene, que es lo único que voy a pedirle a un producto así, porque, seamos claros, esta serie, como todas las de la CW esta dirigida a un público adolescente sin demasiadas exigencias. Es ligera, dinámica la mayoría de las veces, y casi lo que me importa más, respetuosa en los mitos de vampiros, hombres lobo, brujas y demás criaturas que pulululan en su  mundo. Es consecuente con lo que ofrece, sus personajes evolucionan y no resultan planos, y aunque haya series o películas de una línea parecida mucho más clásicas y mejores, también las hay peores (Crepúsulo sin ir más lejos, queda muy deslucida en comparación, y mira que al principio si me gustaba algo más) Dentro de todo esto, esta temporada me ha dejado opiniones y sensaciones encontradas que paso a describir ahora mismo, un párrafo dedicado a lo positivo y otro a lo negativo.

Lo positivo de esta cuarta temporada han sido los paralelismos con la segunda en muchos aspectos, como en el de la inmimente llegada de un poderoso villano (entonces fue Klaus y ahora, Sylas) el hecho de tener que reunir ciertos elementos místicos o mágicos para impedir a ese villano lograr sus objetivos, el uso de nuestra bruja residente y mejor amiga de nuestra protagonista, Bonnie Bennet, como arma letal y la chispeante presencia de Katherine, la malvada doble vampiresa de Elena, como elemento desestabilizador de la trama. Hablando de trama, el hilo argumental principal de esta temporada ha sido el de una cura capaz de convertir en mortales a los vampiros, y que era a la vez, la única manera posible de detener a nuestro nuevo villano, Sylas. La búsqueda de esa cura descubrirá entre los personajes principales motivaciones y alianzas inesperadas, que han aportado dimensión, profundidad y aire fresco a la serie. En cuanto al famoso triángulo amoroso principal, esta vez, y al haber un mayor equilibrio que nunca entre los dos hermanos, puesto que tanto Stefan como Damon ya han hecho frente a sus demonios, le ha tocado a nuestra heroína, Elena, adaptarse al fuerte cambio que su transformación en vampiresa ha supuesto para todos. A lo largo de la temporada, y con una destacable interpretación por parte de la bella Nina Dobrev, hemos visto a Elena hacer frente a su nueva situación, alimentarse de sangre (ya fuera mordiendo o de bolsas) y sobre todo, olvidar por un momento su humanidad y sus emociones al morir el último miembro de su familia que quedaba con vida, su hermano menos Jeremy (a quien también hemos visto evolucionar en su propia mitología como una criatura sobrenatural por sí mismo, concretamente, un cazador) Finalmente, Elena recupera sus sentimientos, vuelve a comportarse de manera humana otra vez, y eso nos lleva uno de los momentos más esperados de la serie: su enfrentamiento en igualdad de condiciones con su "doppleganger" Katherine, con un giro final totalmente sorprendente que me niego a revelar, y que sin duda, tendrá importantes consecuencias. Esta evolución del personaje de Elena han mantenido ocupados a Damon y Stefan, que a pesar de estar ahora como he dicho, mucho más equilibrados, y de haber trabajado mucho en su relación, no por ello dejan de estar enfrentados por el amor de Elena. Y así las cosas, llegamos a un final en el que nuestro nuevo y poderoso villano campa a sus anchas, justo para revelarnos una conexión suya con Stefan Salvatore que no solo ha sido una gran sorpresa, sino que, además puede explicar mucho sobre la mitología de la serie y del mundo que esta ha creado.

Lo negativo de la temporada ha sido precisamente lo mismo... la repetición de ciertos patrones de la segunda temporada que, si bien han aportado muchas cosas buenas (las alianzas inesperadas en busca de la cura, la presencia de un villano mucho más amenazador o la evolución final de Elena) también ha traído no pocas desventajas. De entrada, una incómoda sensación de "esto ya lo he visto antes" y "de nuevo desaprovechando a Katherine en lugar de sacarle todo el jugo y darle una muerte épica". También esta el tema de que, sí, has decidido introducir un villano más fuerte... ¡Pero lo haces sin eliminar al que ya estaba! Cuando llegó, recuerdo bien como pintaban a Klaus como el auténtico "Coco". Luego, les dio por meter todo este tema insulso del enamoramiento de Caroline, y el personaje, magnífico, e interpretado por un excelente y porque no decirlo, sexy actor, nuestro Joseph Morgan, perdió todo su fuelle inicial. Para mí, no han aprovechado a Klaus. Le han desinflado y edulcorado a más no poder, dejándole en poco más que un obstáculo para una de las parejas más bonitas de la serie (Caroline y Tyler) y un recurso por si a algún vampiro le mordía un hombre lobo, ya que desde la segunda temporada se estableció que dicha mordedura era letal, y que solo la sangre de un híbrido como Klaus podía curar el envenenamiento que produce. Esta temporada, sintíendolo mucho, me ha llamado más la atención su hermana, Rebeca, bien interpretada por Claire Holt, cuya trama buscando la cura porque deseaba ser humana y su amistad/romance con el joven humano Matt me ha llegado y conmovido mucho más. Y encima. no se saca al personaje de su miseria con una muerte épica, sino que hacen un spin off. La idea no me convencía nada, pero creo que le voy a echar un vistazo porque hay un par de giros que han despertado mi interés, además de que el spin off se desarrollará en una ciudad de Estados Unidos con mucha mitología sobrenatural y que rara vez se usa en series: Nueva Orleans. Aun con esas, yo era mucho más partidaria de la salida de Klaus de la serie con su muerte, pero le daré una oportunidad, aunque no prometo nada. Luego, tenemos cosas como usar la muerte de Jeremy cono catalizador del dolor de Elena, que le llevará a evolucionar, para después, resucitarle y que sea Bonnie la que muera en su lugar. Un mal movimiento a mi modo de ver, puesto que considero que el personaje de Jeremy ya había cumplido su ciclo mientras Bonnie sigue siendo solo el "Deux ex Machina" para cuando se necesita la magia, o la amiga de Elena para el momento emotivo de los abrazos, y poco más, estando totalmente desaprovechada. Y finalmente, y sé que voy a recibir una avalancha de tomates de las fangirls más acérrimas por esto, pero... Damon y Elena juntos no me gusta. La obsesión total de las quinceañeras con esa parejita en el foro de la serie donde estaba hizo que lo abandonara, y ahora simplemente no puedo verlos juntos. Lo siento. No son el amor hermoso, precioso y maravilloso y auténtico que ellas ven, son más bien pasión, una chispa que se apaga rápido. Sí, sé que tenía que pasar, pero más vale que se preparen porque ese no es el final. El final corresponde al amor sólido y de verdad de Stefan y Elena, que es, por mucho que digan, el que ha perseverado contra viento y marea y superado todos los obstáculos, y el que sobrevivirá al final, como pasa en los libros según tengo entendido. Libros donde además y para que lo tengan en cuenta, Damon muere. Y no, Elena no escoge a Stefan solo por eso: ella ya lo ha escogido desde el principio, ya lo escogió al final de la tercera temporada y al final de la serie volverá a elegirle, porque el suyo sí es un amor maduro y de verdad, y no la chispa de la pasión que Elena siente por Damon, que por atrayente que sea, esta hecha para durar poco.

Damon, Elena y Stefan, el tríangulo amoroso principal de la serie

Klaus, Rebeca y Elijah, los tres hermanos vampiros que protagonizaran el spin off "The Originals" ambientado en Nueva Orleans
Otra imagen del trío principal
Imagen del elenco de la serie casi al completo

En conclusión, yo sigo disfrutando a pesar de todos sus fallos de "The Vampire Diaries"; pero es hora de que la serie se ponga un poquito las plias. No se vale repetir otra vez tramas y recursos que nos funcionaron, por más de que esta vez, sea diferente su influencia sobre la historia y los personajes. Tenemos que ofrecer algo nuevo, y mis esperanzas están puestas en algunos de los giros que se han dado, principalmente, en lo sucedido a Katherine tras su enfrentamiento con Elena, y en lo revelado acerca de Stefan, así como en nuestro nuevo villano, ahora en toda su gloria. Tampoco debemos olvidar que tenemos un triángulo amoroso por resolver, y cuál es su final real en los libros, tal como fue concebido por su autora, aunque la editorial decidiera que tenían que sacar más pasta y la echaran para seguir publicando bazofias, escritas por otros al calor del éxito de la serie. No debemos olvidar que la saga real de "The Vampire Diaries" consta de 4 libros más una trilogía enfocada en Damon, al final de la cuál, Elena escoge a Stefan y Damon muere por proteger a la chica y a su hermano. Ojito con ceder a las presiones de las fangirls quinceañeras, un final con Damon y Elena no es el correcto y me decepcionaría mucho. Y ojito también a estirar las cosas de forma innecesaria: a falta de dos temporadas para que los guionistas lleguen a su final ya más o menos planeado, que según sus propias declaraciones, se daría en la sexta temporada, tenemos a nuestra heroína como toda una vampiresa de rompe y rasga, a los dos hermanos más equilibrados que nunca (eso de uno bueno y uno malo ya quedó muy lejos, pues hemos visto las luces y sombras de los dos) tenemos hasta un spin off para extender este universo, y lo que se puede llamar casi un villano final y definitivo. No creo que merezca la pena seguir más allá de una sexta temporada, porque la serie se convertiría en un chiste, en una sombra patética de lo que fue (cosa que a este tipo de series de ciencia ficción o fantasía sobrenatural les ocurre muy fácilmente) Antes de eso, mejor dale un finalazo en la sexta temporada, y olvídate de más, porque tampoco creo que la historia de mucho más de sí. 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo contigo, yo ley el 6 libro y ella al final se queda con stefan no por la muerte de damon si no porque ella siempre lo eligio a el y nunca dejo de buscarlo cuando lo secuestraron.

Ana dijo...

coincido totalmente, sobre todo con lo de no estirar la serie mas de las 6 temporadas previstas.

Anónimo dijo...

chicas atencion yo tambien lei el libro pero sinceramente estefan es aburrido y que es obvio que damon estara con elena

Anónimo dijo...

Muy acertada tu reseña y totalmente de acuerdo en que el amor verdadero es el que tienen Stefan y elena, el siempre ha sacrificado todo por ella y la heroína de esta historia no ha sabido corresponderle

Kukuxumusu dijo...

He leido tu reseña y al igual que coincido contigo en muchos aspectos como el poco jugo que se le han sacado a personajes como Klaus o Katherine, también discrepo en lo referente a Damon y Elena.
Quiero decir, esta claro que como humana Elena prefiere a Stefan por todo ese rollo de los sentimientos, que si es el único que respeta sus decisiones, bla bla bla... pero como bien has dicho en esta temporada hemos visto la magnifica evolución de Elena con su nueva situación de vampiro, y esta claro que se ha dado cuenta de que ni Damon es tan malo ni Stefan es tan bueno.
Describes el "fenómeno Delena" por así decirlo como un grupo de niñas de 15 años que se dejan llevar por la pasión y todo eso, pero sinceramente, también hay que decir que el "fenómeno Stelena" también esta protagonizado por un grupo de mujeres de más edad que ya pasan de todo ese rollo de la pasión y la chispa porque ya no tienen la ilusión de encontrarla.
No se si me estaras entendiendo, pero a mi opinión la relación Stelena es un fracaso, no hay pasión, encanto, romance... parecen una pareja que llevan juntos 50 años y ya lo han vivido todo, y por esa razón Elena elige a Damon, porque él le aporta a su vida toda la gracia que Stefan le quita.
A mi opinión, la serie me decepcionaria mucho si separase a dos personajes como Damon y Elena, que ya desde el primer momento se ha visto que conectan a la perfección, a diferencia de Elena y Stefan

Dariela dijo...

Yo leí los libros y creo que Elena escogió a Stefan por que si no lo hacia se quedaba sola no por que lo amara.
No soy Teen Damon ni Teen Stefan ya que estos no son mis personajes favoritos por lo que no me interesa a quien escoja.
Yo creo que antes cuando Elena era humana ella necesitaba a alguien bueno que la protegiera y ese era Stefan por que el estaba dispuesto hacer lo que sea por ella. Pero ahora que ella es vampiro ella no necesita a alguen como Stefan por que? Es simple Stefan aunque es bueno todos saben que el odia esto del vampirismo y que el no sabe como vivir siendo vampiro el prácticamente se avergüenza de su naturaleza y eso no le sirve a Elena por que ella es muy sensible mas ahora que es vampiro y yo creo que si ella comenzara a vivir como vive Stefan lo mas seguro es que no lo soportaría. En cambio Damon disfruta de el ser vampiro y ama serlo, el se ve el lado bueno como que es mas fuerte y veloz que una persona normal al contrario de Stefan que se enfoca en todo lo malo que conlleva ser un vampiro.
Ademas todos saben que Damon no es bueno pero cuando esta con Elena lo es, por lo que es un doble beneficio.
En conclusión Elena necesita alguien que le muestre que su situación no están mala y puede divertirse y se feliz, necesita a alguien que ame su naturaleza y que le enseña a ella amarla como Damon, ella no necesita a Stefan por que el la haría sentir peor de lo que ya se siente con todos sus prejuicios sobre el vampirismo...

Meli Torres dijo...

Estoy de acuerdo contigo, la serie ha sido basada en el amor de Elena y Stefan es un amor Epico, por lo tanto creo que deberia terminar asi, Stefan nunca la ha dejado de amar y Elena nunca ha dejado de buscarlo. Damon no es tan bueno, ha matado y ha tratado de matar a la gente que Elena ama, eso no es amor!
Vamos a ver en que termina todo.

Sandra Coronado dijo...

Estoy de acuerdo con Dariela, stefan solo fue una necesidad de llenar un vacio que tenía elena al perder a sus padres y era mas un sentimiento que sus padres aprobaban. Pero Daimon es su verdadero amor, quien la amo coo humana y como vampiro. Ella le amo siempre. Ademas tengamos encuenta que en la serie fue Daimon mismo quien la obligo a tomar la decisión de estar con Stefan. Me fastidiaria de verdad volver al monotono amorio estelana.

Anónimo dijo...

Muy mala reseña, estoy estudiando español y la regla numero uno de las reseñas es "Nunca contar el final" y es lo que tu hiciste.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...