miércoles, 29 de mayo de 2013

TOP TEN FEMMES FATALES (Parte IV)

Hoy nos toca escalar un puesto más en nuestro ranking de femmes fatales, dedicado a esas mujeres de ficción tan hermosas como letales. y de nuevo recurrimos a al cine clásico para conocer a una de ellas: Eve Harrington (Interpretada por Anne Baxter) que en la película "Eva al desnudo", intenta hacer la vida imposible nada menos que la mismísima Bette Davis (que esta magnífica en esta cinta, la mires por donde la mires) En la película, Bette Davis interpreta a Margot Channing, una diva del teatro de edad madura que ha cosechado grandes éxitos en su carrera, y tiene cuento se puede desear: éxito profesional, dinero, buenos amigos y una relación estable con el director de teatro Bill Samson (interpretado por Gary Merril) Una noche, tras terminar una función, Margot atiende junto con sus amigos en su camerino a una joven llamada Eve, que dice ser una gran fan suya y esta deseosa de seguir sus pasos como actriz. Margot, Bill y todos sus amigos quedan conmovidos por la aparente inocencia de Eve, y la triste historia que esta les cuenta. Pero todo es una fachada, Eve no solo no es quien dice ser, sino que además, resulta ser una mosquita muerta, una arpía de mucho cuidado, dispuesta a desbancar a la veterana actriz a la que idolatra y ponerse en su lugar sin dudar un segundo, y usando todos los trucos sucios y rastreros posibles sin la menor vacilación.

Entre los trucos de Eve, destacan sobre todo, tratar de seducir a Bill, el novio de Margot, y también a sus amigos, y engañarles para conseguir algún papel, e incluso, ser nombrada la suplente de Margot, mientras esta. Margot no tarda mucho en calarla, y se defiende, pero en un principio, solo consigue quedar ante todos como una vieja gloria paranoica, celosa de una actriz prometedora y más joven y bonita que ella. Nadie parece querer creer que esta chica tan dulce e inocente es semejante arpía manipuladora, ni que su intención sea quitar de en medio a esa que tanto dice admirar. En una escena memorable, Margot termina montando un espectáculo en mitad de una fiesta, recriminando a Eve sus malas intenciones, y a los demás que no estén haciendo nada por apoyarla. Finalmente, Eve queda descubierta y tanto Bill como los demás amigos de Margot logran ver de que calaña esta hecha, lo cuál, no obstante, queda en secreto, y la joven triunfa en el mundo de teatro y el cine. Recuperada su relación con su novio y sus amigos, Margot decide casarse y retirarse del trabajo, al menos temporalmente, para llevar junto a su marido una vida más tranquila. Una noche, en su camerino, después de una función, el ciclo queda completo, al recibir Eve la visita de una inocente jovencita que dice ser una gran admiradora suya... y que seguramente, tiene intención de triunfar del mismo modo en que Eve logró el éxito: pisando a otra.

Lo que convierte a Eve en una mujer fatal peligrosa es precisamente, ese aire de inocencia desvalida con el que se presenta, que logra conmover a todos, pero oculta a una persona ambiciosa, sin escrúpulos, fría y calculadora, que no dudará en pasar por encima del cadáver de quien sea para lograr lo que se propone. Una trepa de la peor calaña, que encima de hacer jugarreta tras jugarreta, pretende seguir poniendo carita de buena. Esa falsedad, tristemente, no es difícil de encontrar en este mundo en que nos movemos. La película es todo un clásico, que aprovecho para recomendaros si no la habéis visto, con una Bette Davis en completo estado de gloria, y también, la primera aparición importante de Marilyn Munroe, en el papel de una joven actriz emergente en busca de una oportunidad. Merece la pena que le echéis un vistazo si tenéis ocasión, que un buen cinéfilo no puede pasar por alto el cine clásico. Cerramos con un vídeo. Mañana, más y mejor. ¡¡Nos vemos!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...