lunes, 30 de septiembre de 2013

TOP TEN AMIGOS Y COMPAÑEROS (PARTE I)

¿Cómo va todo, gente? No quería mantener el blog abandonado y desangelado mucho tiempo, y aunque tengo dos especiales en mente que creo que serán muy chulos e interesantes, aún no los he preparado lo suficiente, así que en su lugar, os ofrezco un nuevo ranking para despedirnos del mes de septiembre, y darle vida al blog. Los rankings siempre me animan a escribir, porque siempre tengo algo en la recámara para poneros, y además, me obliga también a pensar en las tres entradas de rigor que, si os habéis fijado, siempre dejo entre puesto y puesto para separar y no poner todo el ranking seguido, y que así no sea todo tan monotemático. Además creo que estos rankings nos permiten hablar de gran cantidad de cosas. Hemos tenido parejitas, heroínas, poderes, guapos, malos... en esta ocasión, nuestro ranking tratará de algo de gran importancia en la vida: la amistad. Si señor. Tener buenos amigos en los que apoyarse en los malos momentos y con los que compartir los buenos es una de las cosas más importantes de esta vida, y es lo mejor que te puede pasar. Por este ranking, desfilarán una gran colección de personajes a los que unen los lazos de la amistad, el cariño y el buen rollo entre amigos. Puede que sean colegas del alma, pandilla de amiguetes, o como en el caso de las señoritas de la imagen, amigas al más puro estilo "bff" que dirían las adolescentes americanas, o séa, best friends forever. Ellas son Bonnie Bennet, Elena Gilbert y Caroline Forbes, personajes femeninos principales de la serie teen de vampiros "The Vampire Diaries"; a punto de comenzar su quinta temporada en un par de semanas.

Estas tres jóvenes comenzaron su andadura como tres chicas normales. Sus vidas eran cómo las de cualquier chica de su edad, estudios, padres, chicos, fiestas... hasta que las cosas empezaron a cambiar. Todo se inició con la trágica muerte de los padres de Elena en un accidente de coche, del que ella fue salvada por la intervención de Stefan Salvatore, vampiro que luego se convertiría en su amor, y después, se iniciaría un triángulo amoroso, al llegar a Mystic Falls Damon, el hermano de Stefan, que también se sentiría atraído por Elena. Mientras, Bonnie aprendía de su abuela, que la crió, el legado de magia de su familia y el hecho de que ella misma era una poderosa bruja. Y Caroline... bueno, Caroline era la clásica rubia tonta a la que no le importaba mucho más que lucir mona en las fiestas, y que siempre estaba algo celosa de Elena, a pesar de ser amigas. Mucho camino se ha recorrido desde entonces. Han sido cuatro temporadas, en las que hemos visto a Caroline pasar de ser una linda rubita que ocultaba su inseguridad bajo la capa de la superficialidad, a ser una vampiresa fuerte y segura de sí misma, cuya dulzura y belleza han llegado incluso a atraer la atención del poderoso y malvado Klaus. Y también la hemos visto en su relación con sus padres, y viviendo amores con el joven humano Matt Donovan, y después con el licántropo Tyler Lockwood, sin duda, su gran amor. Elena ha pasado por mucho dolor y pérdida, y eso la ha fortalecido. Ha creado a su alrededor una coraza que parece que solo ciertos hermanos vampiros consiguen traspasar, y aunque ha oscilado de Stefan a Damon, sigue atrapada entre el amor de ambos, y no creo que eso se resuelva hasta el final de la serie. Además, ha tenido ocasión de enfrentarse a su malvada doble, la vampiresa Katherine, con un asombroso resultado. Sin duda, a lo largo de la serie, hemos visto cambiar bastante a nuestra heroína y protagonista femenina principal. Bonnie ha sido a menudo usada como comodín y arma con elemento de sorpresa, debido a su magia, que ha aumentado enormemente desde el comienzo de esta historia. Y eso que la chica ha demostrado de sobra su lealtad, y que tiene un corazón noble y fuerte. Sigue teniendo también una fuerte conexión con su abuela, que le ofrece consejo en temas de magia, aunque sea desde el más allá; y en amores, la hemos visto con Jeremy Gilbert, el hermano menor de Elena, el cuál por suerte, y después de ser un niñato insufrible toda la primera temporada, maduró bastante, y ha tenido su propio contacto con los temas sobrenaturales (primero el chico veía fantasmas, luego se fueron, y se convirtió en cazador sobrenatural) Y a pesar de todo este largo camino, y de todos los cambios, hay algo que, aún con altibajos, ha permanecido inmutable: la amistad de las tres chicas.

Bonnie, Elena, y Caroline, o lo que el lo mismo, Katherine Graham, Nina Dobrev y Candice Accola, respectivamente

Las tres a punto de entrar en clase

Fiesta años 50, con los hermanos Salvatore

Feliz 18 cumpleaños para Caroline, aunque recuerdo que no quería celebrarlo, ya que, al convertirse en vampira, no tiene sentido, puesto que no va a envejecer más

Fiesta de pijamas

Este abrazo de las tres amigas lo dice todo, ¿verdad?

Graduación. Terminados los estudios; ¿qué futuro espera a estas tres amigas, antaño tres chicas normales, ahora dos vampiresas y una poderosa bruja? Eso ya lo veremos

La amistad de Elena, Bonnie y Caroline ha pasado por la pérdida de muchos seres queridos, mucho dolor y tristeza, y sí, han tenido momentos en que no se entendían o no se hablaban, y también, el destino sobrenatural, de alguna manera, las ha alcanzado a las tres y no han podio huir de él aunque lo hayan intentado. Pero su amistad ha permanecido fuerte a pesar de todo, y aunque ya no sean las mismas niñas que cuando se conocieron, sino tres mujeres muy distintas, y con lo sobrenatural de por medio, estoy segura de que, si continúan juntas, no habrá nada que no puedan afrontar. Yo ya tengo ganas de ver que nuevos retos les planteará la próxima temporada de la serie, además de volver a ver a Damon y a Stefan, claro. Y os sigo recomendando The Vampire Diaries, una buena serie que a mí me tiene muy en vilo y entretenida, aunque pueda tener sus fallos y el estilo teen no convenza a todo el mundo. Más y mejor, pronto, en este blog. Espero veros a todos. ¡¡Besosss!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...