jueves, 3 de noviembre de 2011

TOP 1O MAESTROS Y PROFES (PARTE VII)

Damas y caballeros, hoy llegamos a un puesto del ranking en que nos encontramos a uno de los personajes mas recordados y queridos del cine de los 80. El era en que, tras una fachada discreta y humilde escondia gran sabiduria, y a un gran luchador de artes marciales si la cosa se ponia fea. Era ese tipo tan simpatico que daba esos consejos geniales, que hablaba sobre todo, de mirar dentro de uno mismo y encontrar ahi la fuerza necesaria para lograr lo que uno se propone, y siempre con disciplina, por supuesto. Y ese que tanta gracia nos hacia cuando decia aquello de "dar cera, pulir cera". Nuestro querido Sr. Miyagy, de Karate Kid, no podia faltarnos, ¿Verdad? Le conocimos en la primera de las pelis, alla por 1984. En ella, accedia a enseñar a Daniel Laruso, un joven recien llegado a la ciudad que lo estaba pasando mal por causa de un grupo de matones. Naturalmente, como buen maestro, accedio a ello solo cuando Daniel estuvo preparado para aceptar sus lecciones. Preparado para aprender que las artes marciales no son solo un rollo de dar golpes y patadas, no es solo aprender a ser capaz de darle una paliza a un tipo. Se trata sobre todo, de disciplina y de encontrar un adecuado equilibrio enetre el cuerpo y la mente. Por eso, la primera leccion de Miyagy fue siempre que no se usa el karate para pelear, a menos que sea estrictamente necesario. Puede parecer contradictorio, sobre todo a un jovencito impulsivo con ganas de darles su merecido a los que le amargan la vida, pero esa primera leccion es necesaria. Con esa disciplina, Daniel no solo dominara el karate, sino que tambien, ganara en autoestima para poder emprender cualquier reto que se proponga en la vida. Aprender con Miyagy seria dificil para Daniel, al principio, sobre todo cuando no entiende sus metodos, o con esos complicados y extraños ejercicios. Mas al final, el agradeceria esos ejercicios sobre un palo que mejoraron su equilibrio y su concentracion, o ese "dar cera, pulir cera" que obraria maravillas en su coordinacion.

Años mas  tarde, volveriamos a verle en dos secuelas de poco exito de 1986 y 1989, y finalmente, en 1994, llegaria la parte final de la saga, esta vez con una chica como protagonista, Julie Pierce, nieta de un antiguo amigo de Miyagy que acabaria bajo su cuidado. Julie estaba interpretada por una casi debutante Hillary Swank , y al igual que Daniel, el anterior pupilo, ella tambien tendria que soportar los peculiares metodos de su maestro, incluida una estancia en un monasterio budista para templar su caracter, y los mismos ejercicios de equilibrio enloquecederoes de siempre. Igual que su predecesor, Julie tambien haria frente a matones de instituto y maestros de karate rivales, saliendo vencedora gracias a todo lo aprendido de Miyagy.

En la saga, el entrañable Sr. Miyagy estaba interpetado por Pat Morita, cuyo verdadero nombre era Noriyuki Morita. Hijo de inmigrantes japoneses, aunque nacido en California en 1932, su aficion por la interpretacion nacio durante la infancia, cuando sufrio una grave enfermedad que se creyo que le impediria caminar. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial, estuvo recluido con su familia en uno de los campos de concentracion que se activaron en Estados Unidos. Estos campos eran radicalmente diferentes de los alemanes, alli no se asesinaba masivamente ni se condenaba a trabajos forzados, se trataba de apartar a la poblacion asiatica de las posibles oleadas de odio racista, por estar el pais en guerra con Japon. Terminada la guerra, Pat regreso a casa con su familia, y trabajo en el restaurante que abrieron, ademas de actuar como comico, hasta que le llegaron sus primeros papeles en serio como actor. La fama se la daria sin duda, el personaje de Miyagy, para el cual Pat, que hablaba un perfecto ingles puesto que habia crecido y vivido en Estados Unidos toda su vida, debia fingir un acento japones o coreano. Las escenas de lucha fueron hechas por un doble experto, dado que pese a su gran actuacion, Morita nunca practico artes marciales. Pat Morita fallecio por causas naturales en su casa de Las Vegas, en Noviembre de 2005. Tenia 73 años de edad.

¿Que por que le he elegido? Primero, por ser un personaje encantador, entrañable y mitico, que todos recordamos con muchisimo cariño. ¡¡Los buenos ratos que no pasamos con el y sus lecciones!! Viendole, todos queriamos ser karatecas, y mas aun, descubrir la interesante filosofia de equilibrio y disciplina que se hallaba detras de las artes marciales. Tambien queria en el ranking un representante de la figura japonesa del sensei. En la cultura japonesa, la palabra sensei siginifica literalmente "el que ha nacido antes". Se aplica, por tanto, a alguien viejo y sabio, que posee la experiencia de la vida y puede aconsejar y enseñar. En Japon es un arquetipo de viejo sabio, consejero, ya que la unica diferencia entre maestro y alumno es la de la edad y la experiencia, nada mas. En Occidente relacionamos el termino sobre todo, con el maestro de artes marciales, aunque el termino original es mucho mas amplio como veis. Y nadie nos puede llegar que nuestro querido Sr. Miyagy es todo un autentico sensei, ¿verdad? Para terminar... ¡¡deeeeentro video!!

2 comentarios:

Tortuga dijo...

No olvides respiración, muy importante...

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Jo, qué recuerdos, la verdad es que Noriyuki Morita era entrañable...

te sigo, un saludo
Lourdes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...