jueves, 31 de enero de 2013

TOP TEN ACTORES Y ACTRICES QUE ODIO (Parte X)

Queridos amigos y lectores... si, al fin ha llegado el día. El día en que cerramos el ranking que nos ocupaba, y llegamos a conocer al más odiado, al más detestado de todos los actores, al menos para mí. Y lamento decirlo si acaso sois fans de él, pero es el caballero de la imagen el que se lleva (y bien ganada) la medalla de oro. Y ese no es otro que Steven Seagal. Antes de ponerme a despotricar sobre él, mencionaremos aunque sea de pasada la única cosita que le salva: ser un experto en artes marciales, un experto auténtico, de los de verdad, que posee incluso cadenas de gimnasios y realiza el mismo los "stunts" o escenas peligrosas, así como las coreografías de las secuencias de acción de sus películas. Peeeero, amigos míos, hecha la ley, hecha la trampa, como se dice. Esto no le cualifica para dedicarse a dos cosas a las que, sorprendentemente, lleva dedicándose mucho, mucho tiempo: ser guionista y actor. No señor. Como mucho, su sitio en el cine podría estar detrás de una cámara, entrenando y coordinando a los especialistas para las escenas de acción y las peleas, y asesorando en ese sentido, pero nunca como guionista ni menos como protagonista. Dudo mucho que valga para ello, aunque no exista el guapo que se lo diga. Pues mira por donde, yo lo voy a decir. Y no solo lo voy a decir, sino que lo voy a justificar explicando porque me gusta tan poco este tipejo, y porque creo que no le deberían haber dejado entrar en el mundo del cine, al menos, no por la puerta que ha traspasado.

De entrada, está la calidad de sus pelis, que el suele guionizar y además, protagonizar. Toooodas toditas iguales. Siempre es un antiguo poli, o un investigador, aunque el origen suele variar (desde italiano a nativo americano, pasando por conexiones asiáticas) Siempre le pasa algo traumático (muerte del compañero, de la mujer, del mentor, del perro... yo que sé) y hala, ya tenemos excusa para meterse en una trama de lo más predecible, donde al malo y el final nos lo vemos venir desde leguas de distancia. Y encima, por el camino tenemos que soportar escuchar diálogos dignos del peor spaguetti western, tipo "tú no deberías estar por aquí forastero", "ya porque ahora me pillas de buenas pero soy mazo chungo y cuando vuelva te daré una guaya que lo vas a flipar colega", y como si se creyera James Bond, también tenemos que verle echar el polvete con la tía buenorra de turno. Hecho esto, escenas de acción con mogollón de explosiones y peleas, ganan los buenos, y a otra cosa, mariposa. Ya sabéis que el género de acción no es mi preferido, pero joer... he visto pelis que al menos, aportaban algo a ese género, ya fuera un prota un poco diferente, una trama bien hilada, o al menos, mejores efectos especiales, yo que sé. Sin embargo las suyas aportan... aportan... nada. Absolutamente nada. ¿Y qué podemos decir de su interpretación? Bueno, el tío sabe dar buenos golpes, lucir musculitos y poco más. Puedo asegurar que su careto de malas pulgas no cambia en toda la peli, ni cuando está echando el polvo, leches. Vamos, que tiene el talento interpretativo de una piedra  más o menos. Al menos, la piedra decora, lo que es él, con esa cara de vinagre, no adorna nada, vamos. Así que si no habéis visto nunca una peli de Steven Seagal, ya sabéis que no os perdéis nada. Como mucho, ved una, si eso, porque con una hasta sobra para saber de que va su rollo.

Pero el problema más grave, amigos míos, no lo tengo con sus malísimas películas, que solo he visto alguna que otra porque a mi padre le entretienen (papá, tenemos que hablar muy seriamente de tus gustos en cine...) el peor problema, gente, viene por su persona. Y por todo lo que saca de ella en su lamentable, asqueroso y racista reality, "Con su propia ley"; en el que aparte de mentir (y decir que colabora como sheriff voluntario desde hace 20 años, cuando hace mucho menos tiempo) nos da una muestra de lo peor del estilo americano de "dispara primero y pregunta después"; de las técnicas de brutalidad policial, y además de apoyar al 100% el uso de violencia y las armas, se ha unido más de una vez a esas bandas de paletos sureños que cazan inmigrantes con la intención de "proteger las fronteras del país" Un asco, vamos, fachoso y derechoso como el que más, violento y racista. Por mí, este espécimen se puede meter su reality racista y sus pelis pésimas por donde le quepan. Mejor haberse quedado en el mundo de las artes marciales, donde había entrenado a varios campeones y conseguido prestigio con sus gimnasios, y no haberse metido en estos berenjenales, que nadie le había llamado tampoco.


En fin, que se tiene bien merecido el primer puesto de nuestro ranking de "te odio pero que mucho"; no solo por sus horrendas películas, sino por ese reality donde hace gala de unas actitudes e ideas que no me gustan nada, y que Estados Unidos debería abandonar si quiere madurar como nación y como pueblo. Menos mal que parece que el bueno de Obama esta haciendo algo al respecto, pero de eso, ya hablaremos en otro momento, si os parece. Hoy nos centraremos en las típicas preguntas... ¿Qué os parece el pieza, creeis que se merece el puesto? ¿Habéis echado de menos a algún odiado u odiada en particular que no se haya dejado caer por aquí. Estaré encantada de saberlo en vuestros comentarios. ¡¡Nos vemos pronto!!

2 comentarios:

Devastiel dijo...

Es que, directamente, yo a estos no los llamaría actores.

Galena dijo...

Yo nunca he visto una película entera de este señor, pero a mi padre también le gustan. La verdad, me parecen pelis muy feas, con ese rollo de acción que no me va nada y con tramas repetitivas y sin sentido.

En fin, que sí, que se tiene el puesto merecido. Lo de ese reality no lo sabía, pero me parece fatal. Si es que en este mundo hay de todo, de verdad, es una vergüenza.

Saludos,

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...