martes, 11 de febrero de 2014

ESPECIAL LITERATURA: EL VIAJE DEL HEROE

Me he planteado ofreceros un par de miniespeciales literarios (y que también tienen su reflejo en otros medios, como el cine, las series, y el cómic) que espero que os parezcan interesantes. En este, el primero de ellos, tratamos de nuevo sobre arquetipos mitológicos, un tema psicológico que me fascina que me resulta de gran interés. En este especial analizaremos lo que el psicólogo, crítico literario y experto en mitología Joseph Campbell dio en llamar "El Viaje del Héroe". En este análisis, publicado en su libro de 1949 "El Héroe de las muchas caras", Campbell trata de analizar el proceso por el que los héroes de las mitologías del mundo, así como los jóvenes héroes protagonistas de muchas otras historias pasan, como es su aleccionamiento y aprendizaje, los retos y dificultades por los que han de pasar, en un viaje que no solo es de acción y aventura, sino que, mucho más profundo e importante, es un viaje interior hacia lo más profundo de su ser, que hará al héroe ser digno de tal título, y alcanzar la sabiduría y la madurez para convertirse en dueño de su propio destino. En esta entrada, resumiremos un poco las fases de ese intenso viaje, y pondremos algunos ejemplos tanto clásicos, como más modernos, del cine y del cómic, que ilustran de forma bastante correcto esto a lo Joseph Campbell se refería.

Bien, de entrada, Campbell sostiene que este "Viaje del Héroe" lo realizan sobre todo los varones, los hombres jóvenes, no por un hecho de machismo, sino porque la mujer representa la creación y la vida, y debido a esto, ella posee una sabiduría ancestral que el varón no tiene, y es por ello que él debe emprender este viaje de búsqueda y de autoconocimiento, que le llevará como se solía decir tradicionalmente, a "convertirse en un hombre" y probar sus mejores cualidades ante sí mismo y ante el mundo. El joven héroe, posee, de entrada, unas características generales. Normalmente, se trata de alguien de origen humilde, que vive en un mundo tranquilo y sencillo, sin nada grandilocuente ni que se pueda llamar heroico. Es muy normal, y además necesario de algún modo, que el joven héroe sea un huérfano sin familia. Esto se debe a que en entorno familiar proporciona identidad y una seguridad que no llama a ningún viaje iniciático, sino a quedarse en casa y permanecer con la familia y crecer con ella. Además, la Unión con la Diosa (es decir, el encuentro con la mujer, la sensualidad, el amor) y la Expiación en el encuentro con el Padre (romper con la autoridad y las normas establecidas y crear su propio destino) son vitales como veremos en este viaje heroico, y, si nuestro joven héroe tuviera una familia, aprendería de su madre y de su padre todo lo que encontraría en esas fases concretas del viaje.

Ahora entramos ya a describir las fases y procesos del viaje, que principalmente, son tres: Partida, Iniciación, y Regreso. Pero dentro de estas fases, podemos distinguir algunas más. En su Partida, el héroe recibirá primero lo que Campbell dice que es una "llamada a la acción"; es decir, algo le dirá que las cosas no están tan bien como deberían, o bien que hay todo un mundo fuera del entorno sencillo y humilde en que ha crecido, y que hay retos de puede aceptar y superar. Es muy normal que, en primera instancia, y debido a su miedo e inseguridad, el héroe rechace esa llamada. Es complicado salir de nuestra zona de confort, donde nos sentimos seguros y a salvo, pero finalmente, el joven héroe aceptará su llamada, abrazando por primera vez un destino más grande que él mismo. Después de eso, aparecerá lo que Campbell llama la "ayuda sobrenatural". Para su búsqueda, el héroe recibe la ayuda de un mentor, hombre o mujer, normalmente, alguien mayor y más sabio, que responde a arquetipos como el de la Anciana (en la triple Diosa Arcana, Doncella, Madre, Anciana) o de Mago, o Viejo Ermitaño en los arquetipos masculinos. Este mentor o mentora proporcionará al héroe adiestramiento, conocimientos, ayuda, y en algunas ocasiones, apoyo material en forma de algún tipo de objeto de poder o talismán que este podrá usar en su viaje. Al final de este fase, el héroe se enfrentará a sus primeras pruebas reales, que Campbell llama "cruzar el primer umbral" (salir por primera vez de su mundo protegido y hacer frente a las dificultades del mundo de fuera) y "en el vientre de la ballena" (un reto que marcará especialmente al héroe, una especie de renacimiento que le hará más consciente de su potencial y poder) La fase de Iniciación se abre con el llamado "juicio del héroe" en el que, superadas las pruebas, se juzgará si este es digno o no de tal título. Después, vendrá el descubrimiento del sexo, del amor y de las pasiones, puesto que es el momento en que el héroe tiene su "encuentro con la diosa", encarnada en cualquier mujer que ame o desee. Tras haber salido del útero materno, simbolizado por el entorno protegido donde vivía de niño, el héroe retorna al mundo femenino, esta vez, como hombre ya preparado para afrontar los retos y dificultades de la vida en pareja, o de la paternidad, entre otros. Pueden surgir problemas, en los que entra las "tentaciones" de rendirse y abandonar. También entra en esta parte otra fase de gran importancia, "la expiación y el encuentro con el padre". Ahora, el que fuera niño se encuentra en la posición de padre, y por tanto, debe hacer frente a su superego (en el sentido freudiano) y a sus demonios y dragones, simbolizados por sus propios temores. Es entonces cuando el héroe alcanza su "apoteosis" y recibe su premio de los dioses en su encuentro con ellos, es decir, cosecha las recompensas de tan duras hazañas como ha realizado. Pero una vez hecho esto, el héroe debe tener su Regreso, es decir, volver al mundo confortable y seguro en que el estaba, una vez ha superado todas las pruebas y alcanzado su madurez. Esto no siempre es fácil para él (y puede ser la causa de la crisis de madurez de muchos hombres, incapaces de abrazar la sabiduría y serenidad de esos años maduros una vez han vivido la apoteosis de la juventud) y es normal que el héroe se niegue a volver. Después de todo, ¿quien quiere volver a ser un hombre normal, cuando ha sido un héroe, y volver a un mundo aburrido después de este viaje, y de las maravillas que ha visto y que ha hecho? Pero el "vuelo mágico", un último viaje de autoconsciencia puede ayudarle. En él, al fin, el héroe tiene las bendiciones del Dios y de la Diosa, del Padre y de la Madre, es decir, lo masculino y lo femenino (el ánima y el ánimus que diría Jung) están equilibrados y hay armonía y paz en su alma Y así, el héroe puede traspasar el "umbral del regreso", encontrar sentido a su existencia en un mundo que se le antojaba anodino, y convertirse en el "amo de dos mundos", el sagrado y tranquilo mundo femenino, la psique interna, y el mundo masculino de fuera, lleno de retos, alcanzando la armonía y dejando atrás todos los miedos e inseguridades, y teniendo la "libertad para vivir"como siempre ha deseado, siendo, como bien decía el poema de Invictus "el amo de su destino y el capitán de su barco".

La Partida y las primeras prueba del héroe, bien simbolizadas en el viaje de Ulises en La Odisea.

El nombramiento como caballero: un buen símbolo de que el héroe ha sido reconocido como tal, y esta listo para su reencuentro con la diosa

A veces, ser un héroe no es fácil... de ahí que incluso los mejores rechacen la llamada y rehuyan sus responsabilidades. 

Esquema del viaje

Este interesante ciclo es un profundo viaje, que llevará a los hombres a lo más profundo de su ser, y a encontrar al héroe que llevan dentro, y ser capaces de hacer frente a todos los retos y dificultades que se propongan, llegando al final a la autorealización, a la sabiduría y a la armonía. El Viaje del Héroe lleva siendo narrado desde tiempos inmemoriales, y esta muy presente en las mitologías de todo el mundo, sobre todo en la más conocida, la clásica grecolatina. También lo encontramos en historias y mitos más modernos, como en el cómic o el cine. Ahora pondremos algunos ejemplos para ilustrarlo. 

UN CLÁSICO: ULISES: 

Quizá Ulises, el héroe clásico, sea uno de los mejores ejemplos. Nacido en Ítaca, recibió instrucción como otros muchos héroes por parte del centauro Quirón (que sería su ayuda sobrenatural o mentor) y ganó la mano de su esposa Penélope con una carrera. Poco después de casarse, y del nacimiento de su hijo Telémaco, Ulises parte a la guerra de Troya. En la contienda, tiene ocasión de enfrentarse a sus pruebas, y probar su valor y astucia, muy en especial con su plan del famoso Caballo de Troya, que sirvió para que los griegos ganaran la guerra. Su viaje de regreso, narrado en la Odisea, resulta de lo más complicado. En él, aparecen toda clase de retos y dificultades, en forma de monstruos como el Cíclope Polifemo. También, hay tentaciones de no volver al hogar, en especial, en la forma de dos mujeres, la hechicera Circe y la semidiosa Calíope. Ambas, de alguna forma, impiden que Ulises se reencuentre con Penélope (encuentro con la diosa), si bien esta última, aunque enamorada de él hasta el punto de que desea hacerle inmortal para que se quede con ella toda la eternidad, comprende que el héroe debe regresar con la mujer a la que pertenece, y le ayuda en ese propósito. Tras eso, Ulises regresa a Ítaca, donde da muerte a todos los pretendientes que, dándole por muerto, ansiaban casarse con Penélope, es reconocido por su esposa y su hijo, y se reune con ellos, regresando así al calor y la tranquilidad del hogar. Durante su viaje, Ulises cuenta siempre con la ayuda de la diosa Atenea, con quien la propia Penélope es a menudo comparada, pero también con la oposición del dios Poseidón (un dios con un fuerte arquetipo paternal) No obstante, al final, Poseidón admite su derrota, pues Ulises le ha hecho frente, y a pesar de todo, ha logrado regresar a casa a pesar de todas las dificultades (expiación con el padre)

UN EJEMPLO DE CÓMIC: SPIDERMAN: 


Por supuesto que muchos de los héroes más famosos del cómic siguen de alguna forma este viaje, casi cualquiera podría servirnos de ejemplo, pero escojo a uno cuya trayectoria conozco más o menos bien y que es de mis favoritos, además. El joven Peter Parker tiene todas las características iniciales que Campbell comenta: es un muchacho de origen humilde, que vive en un mundo sencillo y casi aburrido, y además, huérfano de padres y criado por sus tíos. Su llamada a la acción se produce al obtener sus poderes arácnidos tras la picadura de esa araña radiactiva, y tener que tomar una decisión: ¿Para qué utilizar estos poderes? La pérdida de su única figura paterna, el tío Ben, hace que Peter aprenda la famosa lección de que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, y abrace su nueva condición de héroe, iniciando su viaje. En él, Peter ha hecho frente a grandes enemigos, y siempre ha vivido buscando el difícil equilibrio entre ser Spiderman y ser Peter Parker. Ha buscado la unión con su diosa muchas veces, conocemos sus relaciones con la pobre Gwen Stacy (cuya muerte le marcó para siempre) o con su adorada Mary Jane Watson. Ha habido tentaciones de abandonar, abrumado por el peso de la responsabilidad, y por el temor de que sus acciones como héroe pusieran en peligro a los que él más ama. También, ha habido tentaciones de ceder a lo peor de sí mismo, y caer en su lado más oscuro, del que Venom es el perfecto símbolo y reflejo. Incluso en la línea de Ultimate Spiderman, Peter se sacrificó, dando su vida, y dejando su legado a un nuevo héroe arácnido, Miles Morales. 

3. DOS EJEMPLOS PERFECTOS EN DOS GRANDES SAGAS DE LITERATURA Y CINE: 

FRODO BOLSÓN (EL SEÑOR DE LOS ANILLOS)

LUKE SKYWALKER (STAR WARS)

Sin duda, estos dos personajes son estupendos y perfectos ejemplos del Viaje del Héroe, y son incluso usados al final del libro de Jean Shinoda Bolen "Los dioses de cada hombre" como ejemplos de una masculinidad nueva, más abierta y completa, que sólo se puede obtener si se rompen los estereotipos y si proponen nuevas ideas, como las que se adquieren tras este gran viaje iniciático. En el primer caso, el de Frodo, el sólo aspecto físico de los hobbits, de pequeño tamaño y caritas adorables, nos hace pensar en un niño, un niño que vive además en el hermoso y aislado entorno de la Comarca, ajeno a retos y a aventuras difíciles. La llamada a la acción de Frodo llega cuando descubre que el anillo que heredó de su tío Bilbo no es sino el Anillo Único, que entraña gran peligro para la Tierra Media, y debe ser destruido. Frodo emprende entonces su viaje, plagado, como bien dice Sam en su conmovedor discurso, de oscuridad y de peligros constantes. En él encontrará dos figuras de mentores: una masculina, la de Gandalf (perfecto arquetipo de Mago, y de hombre sabio) y la femenina de Galadriel (una figura de Reina, y de Anciana a pesar de su aspecto juvenil, es decir, una mujer madura y también sabia) Ambos le proporcionan a Frodo el apoyo moral, el consejo y los medios materiales para llevar a cabo su misión. La expiación de Frodo no se produce por una figura paterna, sino más bien, por la figura de Gollum, que actúa como reflejo de él y le muestra lo que le puede pasar su cede a las tentaciones de grandeza y poder. Es este reflejo moral el que hace que Frodo al final, haga lo correcto y destruya el Anillo. Su regreso no es fácil: para cuando vuelve a la Comarca, el mundo ha cambiado demasiado para él, y aunque Sam encuentra la paz en una unión con la diosa, en su matrimonio con Rosie y en su familia, Frodo siente que necesita algo más, y parte junto a los elfos y junto a su tío Bilbo, en busca de lugares nuevos y más calmados donde hallar esa armonía que tanto necesita. En cuanto a Luke, al igual que Peter Parker, y que muchos héroes de cómic y protagonistas de Bildungsroman, es un joven huérfano, viviendo en un entorno aislado y tranquilo, y lleno de sueños y esperanzas de ser algo más. Su llamada a la acción es encontrar en R2D2 el mensaje de Leia, el cuál, le conduce hasta su primera figura de mentor y ayuda sobrenatural: Obi-wan, el cual le proporciona un talismán especial para ayudarle en su búsqueda, la espada láser que perteneció en su día a su padre, y comienza a entrenar a Luke en los caminos de la Fuerza. Obi-wan muere, pero Luke encuentra en Yoda una nueva figura de mentor, que terminará su adiestramiento. En su inexperiencia, Luke se precipita hacia una prueba para la que no estaba preparado, y que trastoca su mundo para siempre: su momento de expiación con el padre es terrible y literal, pues Luke se enfrenta a Darth Vader ignorando que él es su verdadero padre. Después de eso, vemos un Luke claramente más completo y maduro, listo para el gran reto de salvar a su padre de la oscuridad, y de mostrarle que un hombre puede ser de otra manera, libre de estereotipos y libre para seguir su corazón. Luke se convierte ya en el Universo Expandido, en un hombre maduro y sabio, en un Maestro Jedi y en padre de un hijo, Ben. Aunque Leia, su hermana gemela, actúa de alguna forma como su contraparte femenina, su ánima en algún sentido, la unión de Luke con su diosa se produce cuando encuentra a Mara Jade, en el Universo Expandido. A ella también la salva de la oscuridad y ambos se casan y tienen a su hijo, a quien llaman como uno de los mentores de Luke (Obi-wan o Ben Kenobi)

Y esto es todo por hoy. Recordad, gente: todas las mujeres somos diosas, y todos los hombres pueden ser el héroe de su propio mito, así que buscad dentro de vosotros, emprended vuestro viaje, y a ver que sale. Cerramos con canciones, sé que algunas ya se han dejado caer por aquí, pero de eso hace tiempo, y ya que vienen al caso, allá vamos con ellas.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...