miércoles, 27 de octubre de 2010

CELEBRANDO EL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE UN GRAN POETA.

Lo primero de todo, muchas gracias por el apoyo que me habeis vostrado en vuetros comentarios despues de haber tenido que aguantar mis neuras. Hoy las dejamos aparte, y volvemos a la Literatura y la poesia. Supongo que muchos sabeis que este año, celebramos el centenario del nacimiento de uno de los mas grandes poetas que ha dado nuestra literatura. Un hombre sencillo y humilde, pero dotado de una sensibilidad  y de una fuerza que le convirtio en alguien extraordinario, y que se siente y se transmite en toda su poesia. Hablamos de Miguel Hernandez. Nacido en 1910 en Orihuela, Alicante, era el hijo de un pastor de cabras, y al ganado se dedico desde muy pequeño. Increible pero cierto, su historia demuestra que no hace falta una educacion de primer nivel para llegar a ser un buen poeta, solo impulso propio y recursos para buscar la forma de aprender lo necesario. Miguel apenas si recibio educacion formal. Pero sus letras crecieron alimentadas por los libros y poesias de Garcisalo de la Vega, Gongora, San Juan de la Cruz, Cervantes, Calderon de la Barca y un sinfin de autores, a quienes devoro en su adolescencia y de quienes aprendio todo lo que necesitaba saber. Comenzo entonces a escribir sobre todo, preciosos poemas pastoriles que estaban llenos del aire y los campos en los que habia crecido y trabajado. El primero en creer en el talento literario de Miguel fue su gran amigo Ramon Sije (pseudonimo de Jose Marin Guitierrez) un joven estudiante de derecho, culto y con una posicion economica mejor que el, que le ayudo a viajar hasta Madrir para entrar en el ambiente literario de la capital. Al estallar la Guerra Civil, Miguel lucho en el bando republicano. A pesar de la situacion, en 1937 contrajo matrimonio en Orihuela con Josefina Manresa, con quien tuvo dos hijos, el primero de los cuales fallecio a los pocos meses de edad. El segundo, a quien esta dedicado el famoso poema de las "Nanas de la cebolla", si logro sobrevivir. En 1940, Miguel fue delatado, apresado y condenado a muerte por el franquismo. La pena se conmuto por treinta años de condena, pero el fallecio en prision en 1942, a causa de una bronquitis que se complico.


Echemos ahora un vistazo a su obra. Por aqui os dejo para disfrutarlo su poema mas sensible y desgarrador, las "Nanas de la cebolla", que dedica a su hijito desde la carcel, al escribirle su mujer para decirle que ella y los pequeños estan subsitiendo solo a base de pan y cebolla. Imposible que no se te encoja el corazon al leerlo, al menos un poquito:


La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar
cebolla y hambre.

Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete niño
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

Desperté de ser niño
nunca despiertes.
Triste llevo la boca
ríete siempre.
Siempre en la cuna
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño el la doble
luna del pecho
él, triste de cebolla,
tú satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


Aqui lo podeis disfrutar tambien cantado por otro poeta llamado Joan Manuel Serrat, que convirtio en canciones muchos de nuestros mejores poemas:



Otros poemas de Miguel Hernandez que os recomiendo son "Vientos del pueblo" y "El niño yuntero", dos de los mas reivindicativos, que muestran toda su sensibilidad. Preciosos y conmovedores son tambien "Para la Libertad" y la "Elegia" escrita a su gran amigo y "compañero del alma" Ramon Sije. Hubiera querido ponerlos todos, porque la verdad es que me encantan, pero la entrada hubiera sido entonces interminable. Los podeis leer pinchando en los enlaces que os he puesto. Tambien los podeis escuchar en la voz de Serrat aqui, tambien por aqui, y tambien en este otro enlace, y "Vientos del pueblo" interpretada por los Lobos la podeis oir por aqui. Espero que os haya gustado este pequeño homenaje que le hemos rendido a Miguel Hernandez por aqui.

2 comentarios:

Osmosis dijo...

Que bueno que tengas mas animos, tanto empeño por conceguir un trabajo verás que dará sus frutos, te lo aseguro ;)

Lola Mariné dijo...

las nanas de la cebolla es uno de mis poemas preferidos, y cantado por Serrat ya es el no va más.
Un beso, guapa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...